Tener diabetes puede ser doloroso

Tener diabetes puede ser doloroso

El entumecimiento u hormigueo en los pies y piernas, dolor o sensación de ardor, pérdida de la sensibilidad en los pies o las piernas, suelen ser síntomas de la complicación más común en los pacientes diabéticos.