En medicina la palabra síndrome se refiere a un conjunto de síntomas o dolencias que se presentan juntos, y que suelen ser característicos de una enfermedad. Un ejemplo de ello es el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP).

El síndrome de ovario poliquístico es un problema médico que afecta entre 5% a 10% de las mujeres en edad reproductiva, en especial durante la juventud, comenzando muchas veces desde la adolescencia. Es frecuente que las mujeres que lo presentan refieran trastornos menstruales y problemas para quedar embarazadas. Además se presentan acné y/o exceso de vello en algunas áreas corporales (hirsutismo), entre otros síntomas.

Aunque la causa que lo origina no está completamente clara, se sabe que ocurren una serie de trastornos en la producción de hormonas sexuales que afectan diferentes tejidos y órganos.

¿Por qué se producen los ovarios poliquísticos?

Normalmente tanto mujeres como hombres producen hormonas sexuales. Las hormonas sexuales femeninas son estrógenos y progesterona, mientras que las hormonas sexuales masculinas se conocen como andrógenos. Las mujeres producen estrógenos y progesterona en unas glándulas endocrinas (ovarios); también producen una pequeña cantidad de hormonas masculinas (andrógenos). Las hormonas sexuales se producen es respuesta a otras hormonas que pueden considerarse inductoras.

Las hormonas sexuales femeninas tienen como función principal regular el ciclo menstrual. Además controlan el proceso de ovulación (maduración y liberación de los óvulos en los ovarios), entre otras muchas funciones corporales no relacionadas con la reproducción.

Las mujeres conSOP presentan una mayor producción de hormonas sexuales masculinas (hiper-androgenismo). Se ha observado que el exceso de andrógenos puede interferir con el adecuado funcionamiento de las hormonas femeninas.

Cuando las mujeres tienen una mayor producción de andrógenos, se altera la actividad de estrógeno y progesterona sobre el proceso de maduración de los óvulos. Los óvulos están contenidos en bolsitas y en lugar de crecer y salir de los ovarios, las bolsitas se llenas de líquido formando quistes. Estos quistes suelen estar presentes en ambos ovarios.

¿A qué se deben los problemas menstruales asociados al ovario poliquístico?

Cuando los óvulos no maduran y se liberan fuera de los ovarios, se producen ciclos menstruales anovulatorios (sin óvulos). Se produce una deficiencia en la producción de estrógeno y progesterona, necesarias para que el ciclo menstrual ocurra cada mes. Los ciclos anovulatorios a veces se acompañan de falta de menstruaciones.

Si la mujer no recibe tratamiento apropiado, este fenómeno se mantiene y se repite con cada ciclo menstrual. Esto puede traducirse en meses sin menstruación, menstruaciones irregulares y especialmente en problemas de concepción(problemas para embarazarse).

¿Qué otros problemas acarrea el exceso de andrógenos?

La cantidad de andrógenos más alta de lo normal, propia de este síndrome, puede favorecer la aparición de exceso de vello corporal en áreas del cuerpo donde la mujer no suele tenerlo (cara, espalda). También pueden presentarse acné, manchas en áreas del cuerpo donde hay pliegues (cuello, axilas, ingles). Además, se ha asociado a problemas para usar adecuadamente la insulina, favoreciendo el riesgo de desarrollo de diabetes.

Dentro de otras manifestaciones frecuentes, aunque no asociadas necesariamente al exceso de andrógenos, está el sobrepeso u obesidad. También pueden presentarse alteraciones en los niveles de colesterol y triglicéridos.

¿Por qué aparece el síndrome de ovario poliquístico?

Como se comentó al principio las causas no están claras. Sin embargo, las mujeres con antecedentes de SOP en la familia suelen tener más riesgo de presentarlo que las que no lo tienen.

Las mujeres con sobrepeso y problemas en la producción y acción de la insulina tienden a presentar más riesgo de SOP. Por lo tanto no está claro si los problemas por los defectos en producción y uso de la insulina sean una causa o una consecuencia del SOP.

¿Cómo los médicos diagnostican el síndrome de ovario poliquístico?

Las mujeres conSOP suelen consultar al médico por menstruaciones irregulares o faltas menstruales prolongadas y a veces por problemas para tener hijos. Cuando el médico realiza el examen físico observa los cambios corporales antes mencionados. El diagnóstico se confirma al realizar la ecografía y observar los ovarios con múltiples quistes.

¿Cuáles son las recomendaciones a seguir en el caso de presentar síndrome de ovario poliquístico?

Aunque no hay un tratamiento específico para el SOP, hay muchas medidas que se pueden tomar para abordar los problemas asociados a él. Entre ellas se destacan:

Perder peso. El exceso de grasa corporal afecta la producción de hormonas y a veces volver a un peso ideal puede ayudar a recuperar los niveles necesarios.

  • Hacer ejercicio físico, además de contribuir con la reducción de peso produce una mejoría en la utilización de la insulina.
  • Mejorar la respuesta a la acción de la insulina, para lo cual se emplea un medicamento llamado metformina.
  • Uso de tratamiento anticonceptivo, porque esencialmente son hormonas sexuales femeninas.
  • Uso de medicamentos que reducen el exceso de andrógenos y facilitan la maduración y liberación de los óvulos.
  • Recientemente se ha postulado una potencial relación entre el SOP y la deficiencia en vitamina D. Todavía los estudios que hay no son concluyentes. Países como Alemania y España tienen investigaciones en curso. Hasta el momento algunos resultados indican que la falta de vitamina D es un elemento común para casi todos los síntomas del SOP, sobretodo en mujeres obesas.

Si desea conocer nuestro producto Farma D® haga clic aquí.