Tradicionalmente el dormir se ha considerado una señal de flojera, y el no dormir, como un símbolo de fortaleza y temple.

Todo en su justa medida… la importancia del descanso adecuado para el funcionamiento del cuerpo es tan necesario como el alimento. El dormir no es un estado en el que el cerebro permanece inactivo, sino el momento en que trabaja ordenando la información que tiene, por lo cual es vital para el adecuado funcionamiento de las funciones cerebrales.

Cuidados para un sueño saludable

Dentro de los cuidados para garantizar tener un sueño saludable, está la alimentación. Hay ciertos alimentos que ayudan a mejorar la calidad del sueño, ya que contienen importantes cantidades de magnesio. Además contienen triptófano (chocolate, nueces, almendras), el cual junto al magnesio producirá melatonina,  así como otras sustancias que favorecen nuestra sensación de bienestar. Si en nuestra dieta diaria consumimos alimentos de este tipo, así como adecuados aportes de magnesio en la dieta o como suplementos, garantizamos mayor producción de melatonina, que junto al efecto del magnesio sobre la relajación muscular nos permitirá un sueño más relajado y reparador, brindándonos un sueño de mejor calidad.

Así cómo la alimentación mejora la calidad del sueño, también debemos saber que las actividades realizadas en el tiempo y el espacio que por naturaleza están destinados para dormir interfieren en el descanso. Erradicar los malos hábitos y respetar el sueño son los primeros pasos para mejorar la calidad de vida con un descanso adecuado y reparador.

Recomendaciones

Entre los hábitos saludables en general, se deben considerar las siguientes recomendaciones que contribuirán con un sueño ideal:

  • Previo al momento de ir a dormir (aproximadamente tres horas antes), debemos evitar ingerir grandes porciones de alimentos sobre todo con altos contenidos calóricos, y realizar ejercicios, ya que estas actividades activan  nuestro cerebro y nos mantiene en estado de alerta, lo que hará más difícil la inducción del sueño.
  • El ambiente de nuestra habitación debe ser un lugar que invite al descanso, a la paz y a la tranquilidad, que tenga poca iluminación, lo menos ruidoso posible y con una temperatura a nuestro gusto.
  • Nuestra cama es el recinto para el  descanso, por lo que debe ser sólo para dormir y tener relaciones sexuales. Una cama con lencería de texturas agradable, preferiblemente de colores claros, hará una superficie más atractiva para nuestro descanso. Es importante evitar hacer otras actividades  en ella como el uso de la computadora, el celular, comer, discutir con la pareja, ver películas, entre otras.
  • Nuestra habitación no debe ser otra oficina.
  • Evita tener un reloj visible, ya que puede producir un constante chequeo de la hora.
  • La posición al dormir será aquella en la que consigas mayor comodidad y relajación.

El magnesio y la fisiología del sueño

Por otro lado, numerosas investigaciones revelan el papel que juega el magnesio en la fisiología del sueño. Estas sugieren su participación en la producción de energía (ATP), la cual es necesaria para que el cerebro produzca mayor cantidad de melatonina, la hormona del sueño. La melatonina es la hormona de la noche (para dormir) y el cortisol es la hormona del día (para el alerta), por lo cual mientras la melatonina aumenta su producción, el cortisol disminuye.

A pesar de que el efecto del magnesio en varias funciones cerebrales y en el entorno del sueño no está bien definido, se sabe que  el magnesio hará que nuestro sistema nervioso sea menos excitable, manteniendo un adecuado equilibrio en muchas de sus funciones.

En un estudio realizado en adultos mayores, los pacientes que recibieron suplementación con magnesio demostraron un aumento significativo de los niveles de actividad física diaria, evidenciado por la disminución de la fatiga o cansancio durante el día, y  menor  somnolencia diurna. Además gozaban de una mejoría en el patrón del sueño.

Un sueño de calidad le permitirá tener mayor rendimiento mental y físico para el desarrollo máximo de su potencial. Además se manifestará favorablemente en su salud física y en su estado de ánimo. Consumir magnesio diariamente le permitirá mejorar su calidad del sueño. La mejor forma de complementar su alimentación es con citrato de magnesio, ya que ofrece una mayor absorción. Magalex® es citrato de magnesio.

Si deseas conocer a Magalex®, citrato de magnesio, haz clic aquí.

Síguenos en nuestras redes para mayor información acerca del magnesio y sus beneficios:

httpss://www.facebook.com/Magnesioesmagalex/
httpss://www.instagram.com/magnesioesmagalex/

Si necesitas más información o tienes dudas te invitamos a contactarnos aquí.