¿Qué es el cáncer de próstata?

Es una enfermedad en la que se forman células malignas en los tejidos que conforman la próstata.

La próstata es una glándula pequeña que tienen los hombres y que produce el líquido seminal (semen), el semen nutre y transporta a los espermatozoides. Para saber más sobre la próstata puede pulsar aquí.

El cáncer de próstata es uno de los tipos de cáncer más frecuentes, en Venezuela ocupó el primer lugar de mortalidad por cáncer con 3436 fallecidos durante el 2019, según publicó la Sociedad Anticancerosa de Venezuela.

También fue el más diagnosticado (7291 casos nuevos), se encontró con mayor frecuencia en personas de 65 a 74 años edad y la mortalidad se presentó principalmente en mayores de 75 años.

7 síntomas frecuentes del cáncer de próstata

El cáncer de próstata al comienzo no da ningún tipo de malestar, pero a medida que avanza comienzan a aparecer los siguientes síntomas:

  1. Flujo de orina débil o interrumpido
  2. Necesidad frecuente de orinar (en especial de noche)
  3. Dificultad para empezar el flujo de orina, a veces hay que pujar para poder orinar
  4. Sensación de vaciado incompleto de la vejiga
  5. Dolor o ardor al orinar
  6. Sangre en la orina o el semen
  7. Sensación de peso en el recto

Otros malestares que pueden ocurrir y reflejan que el cáncer ha avanzado son: dolor de espalda que no desaparece, falta de aire, cansancio, latidos rápidos del corazón, mareo o piel pálida a causa de anemia.

Otros problemas de la próstata que pueden dar síntomas parecidos al cáncer.

Hiperplasia prostática benigna (HPB). La próstata tiende a crecer con la edad y bloquea la uretra (conducto de salida de orina) o la vejiga. Esto puede producir problemas urinarios o sexuales, este crecimiento conocido como hiperplasia de próstata no es canceroso, pero puede dar iguales síntomas que el cáncer y es el urólogo quien establece la diferencia.

Factores de riesgo para cáncer de próstata

  • Edad avanzada: El riesgo comienza a aumentar a partir de los 50 años en hombres de raza blanca y a partir de los 40 años en hombres de raza negra o con historia familiar de cáncer de próstata (padre o hermano).
  • Antecedentes familiares: Si se le diagnosticó cáncer de próstata a un pariente consanguíneo (padre, hermano) o si hay antecedentes de cáncer de mamá en la familia, con los marcadores genéticos llamados BRCA1 o BRCA2, hay que ser vigilantes y mantener un control urológico apropiado.
  • Obesidad: Las personas obesas tienen un mayor riesgo de tener cáncer de próstata que las personas que se considera que tienen un peso saludable, además se ha observado que el cáncer suele ser más agresivo y tiende a reaparecer después del tratamiento inicial.
  • Dieta: Recientes estudios sugieren que el consumo elevado de grasas animales puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de próstata. A diferencia de los suplementos de vitamina E y selenio que podrían tener un efecto protector según algunos estudios de prevención.
  • Tabaco: El tabaquismo se ha asociado a un incremento en la incidencia (aparición de nuevos casos), así como a un mayor riesgo de recaída tras el diagnóstico.
  • Prostatitis: Algunos estudios han sugerido que la prostatitis (inflamación de la glándula prostática) puede estar asociada a un riesgo aumentado de cáncer, aunque otros estudios no han encontrado tal asociación.

¿Cómo los médicos diagnostican el cáncer de próstata?

Los especialistas identifican los síntomas de cáncer y los diferencian de otras enfermedades. Para esto realizan varias pruebas y procedimientos:

  1. Examen físico y antecedentes: Examinan el cuerpo para buscar signos de enfermedad y establecen factores de riesgo como los mencionados.
  2. Examen digital del recto (EDR): El médico introduce un dedo cubierto por un guante lubricado en el recto, para palpar la próstata a través de la pared del recto y detectar bultos o áreas anormales.
  3. Prueba del antígeno prostático específico (PSA): El PSA es una sustancia que se produce en su mayor parte en la próstata; a veces se encuentra en mayor cantidad en la sangre de los hombres que tienen cáncer de próstata. Es posible que las concentraciones del PSA también sean altas en los hombres que tienen una infección o inflamación de la próstata, o tienen HPB.
  4. Ecografía transrectal: Permite ver una imagen de la próstata a través de las paredes del recto.
  5. Resonancia magnética: Es una herramienta de apoyo a la ecografía, da una imagen de la próstata de mejor calidad y permite ver otros aspectos.

Finalmente, es la biopsia de próstata lo que permite llegar a un diagnóstico definitivo y se puede establecer la modalidad de tratamiento.

¿Cuáles son las complicaciones del cáncer de próstata?

  • Metástasis. El cáncer de próstata puede diseminarse a órganos cercanos, como la vejiga, o extenderse por el torrente sanguíneo hasta los huesos u otros órganos. Si el cáncer de próstata se disemina a los huesos puede provocar dolor y fracturas
  • Incontinencia urinaria. El cáncer de próstata y su tratamiento pueden causar incontinencia. El tratamiento para la incontinencia depende del tipo, la gravedad y la probabilidad de que mejore con el tiempo.
  • Disfunción eréctil. La disfunción eréctil puede surgir a partir del cáncer de próstata o su tratamiento, por ejemplo, la cirugía, la radiación o los tratamientos hormonales. Para tratar la disfunción eréctil se pueden utilizar medicamentos, dispositivos mecánicos o cirugía.

¿Se puede prevenir el cáncer de próstata?

La Sociedad Anticancerosa de Venezuela hace algunas recomendaciones para disminuir el riesgo de presentar problemas prostáticos:

  1. Reducir el consumo de azucares refinados
  2. Ingerir 2 litros de agua diarios
  3. Reducir el consumo de alcohol
  4. No fumar y consumir moderadamente el alcohol, evitarlo de ser posible
  5. Realiza actividad física: El ejercicio mejora el estado de salud general, ayuda a mantener el peso y mejora el estado de ánimo
  6. Mantener una alimentación balanceada con vegetales, proteínas y carbohidratos. Evitar los alimentos con un alto contenido de grasas
  7. Consumo de Vitamina E y selenio: algunos estudios han sugerido que tomar vitamina E o suplementos de selenio podrían reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata. También se han sugerido posibles beneficios de las proteínas de soja, llamadas isoflavonas.
  8. Los hombres de edad avanzada, los afroamericanos, y los que tienen antecedentes familiares de cáncer de próstata tienen un mayor riesgo de presentarlo. Por lo cual, deben realizarse el antígeno prostático y el tacto rectal anual a partir de los 40 años.

Si quiere saber más sobre cáncer de próstata en Venezuela visita el sitio web de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela aquí

Scroll Up