¿Qué es la acidez estomacal?

La acidez estomacal es una sensación de ardor en la parte superior del abdomen (boca del estómago) o en la parte inferior del pecho. La sensación de acidez aparece cuando el estómago produce un exceso de ácidos en relación con la cantidad de alimentos que se consumen. Es decir, produce más ácido de lo que realmente se requiere para procesar o digerir los alimentos, o también aparece cuando parte del ácido que está en el estómago se regresa por el conducto por el cual normalmente llegan los alimentos a él.  

Síntomas de la acidez estomacal

Los síntomas comunes de la acidez estomacal son dolor y ardor, que aparecen o empeoran después de comer. En condiciones normales no suelen durar más de un par de semanas. La modificación de algunos hábitos dietéticos y el estilo de vida pueden solucionar este problema con rapidez. 

¿Qué significa tener ardor en el estómago?

Si el ardor en el estómago es ocasional, es decir, no se presenta todos los días, puede estar relacionado con una acidez estomacal.

acidez estomacal

Normalmente los alimentos pasan desde la boca hacia el estómago a través de un conducto llamado esófago, que baja desde la garganta y se conecta al estómago. Esta zona de unión  está especialmente diseñada para que ni los alimentos, ni el ácido del estómago puedan regresar hacia la boca.

Cuando se producen fallas en la unión del estómago y el esófago (esófago-gástrica), entonces parte de los alimentos y el ácido estomacal puede regresar o refluir, provocando que las personas sientan esa sensación de ardor o quemazón que sube desde el estómago hacia el pecho, que puede llegar a la boca como sabor agrio o amargo y que se llama acidez.

Es usual el uso de antiácidos para aliviar el ardor de estómago. Si quieres conocer más acerca de ellos, visita nuestro artículo “¿Qué son los antiácidos y para qué sirven?

¿Cómo evitar la acidez estomacal?

ardor estomacal
  • Evitar ingerir comidas copiosas
  • Beber suficiente agua
  • Realizar comidas pequeñas varias veces al día, en lugar de tres comidas grandes
  • Masticar bien los alimentos
  • Comer con calma, evitando la prisa
  • No consumir alimentos que retrasan el vaciado gástrico como las bebidas con gas (refrescos), café,y chocolate
  • Reducir la ingesta de grasas (frituras, estofados o guisos grasos)
  • Evitar los condimentos (vinagre, pimienta u otros picantes), cítricos (naranja, mandarina, pomelo, limón) y sus zumos, el tomate o salsas de tomate. Prestar atención a lo que pone en marcha el ardor de estómago, luego evitarlo
  • No acostarse inmediatamente después de comer; esperar por lo menos 1 hora para recostarte ó 3 horas para ir a dormir
  • No fumar
  • Evitar el estrés
  • Evitar la ropa muy ajustada o cinturones muy apretados
  • No hacer ejercicios de alto impacto después de las comidas
  • Si el ardor se presenta por la noche, es recomendable colocar la cabeza a mayor altura que el resto del cuerpo, por ejemplo, usar dos almohadas.

Remedios caseros para combatir la acidez

La mayoría de las personas tiende a usar alimentos, infusiones y otras estrategias, los llamados remedios caseros, para mejorar o combatir la acidez. Algunos de ellos pueden ser efectivos y producir una mejora rápida y sostenida, pero otros pueden provocar que las molestias se mantengan e incluso empeoren después de un momento de calma.

  • Lechosa: Es una fruta que ayuda con el alivio de varios malestares estomacales, ya que contiene una sustancia llamada papaína. La papaína facilita la digestión de algunas proteínas, por lo cual no sólo mejora la acidez, sino que mejora la digestión. Algunas frutas que tienen efectos similares a la lechosa son el cambur, el mango, el melón, piña y manzana. Es válido preparar jugos de estas frutas o combinarlas para acompañar las comidas y así aliviar la acidez.   
  • Limón: El limón es mencionado con frecuencia como un remedio casero para la acidez. En realidad por su elevado contenido en vitamina C, además del nivel de acidez propia, lo hacen dañino en situaciones de gastritis (inflamación de la mucosa del estómago). Se sugiere restringir su uso o emplearlo diluido en agua y en escasas cantidades. 
  • Manzanilla: El consumo de manzanilla para tratar afecciones estomacales es prácticamente ancestral. La manzanilla pudiera relajar la musculatura estomacal y mejorar los síntomas por reflujo. Dado ese efecto relajante se ha empleado para mejorar el dolor.
  • Jengibre: La raíz de jengibre ha sido usada con éxito para tratar la acidez, según algunos usuarios. Se consume haciendo infusión con la ralladura de una raíz, endulzando la mezcla con miel. 
  • Aloe vera o sábila: De todas las alternativas populares para aliviar la acidez y otros síntomas digestivos, el Aloe vera o sábila es una de las pocas que verdaderamente tiene múltiples estudios de investigación para determinar su efectividad en mejorar algunas enfermedades estomacales. Esta planta, estudiada desde hace muchas décadas, presenta más de 70 componentes activos. Algunos de ellos han demostrado que pueden reducir la inflamación de las paredes del estómago y mejorar la producción de moco protector en las mismas, entre otras acciones. El aloe puede consumirse en jugo, endulzado con miel. 

Si bien es cierto que todos estos remedios caseros son coadyuvantes del manejo de la acidez estomacal, también es cierto que, en el momento crítico, es necesario atacarla de manera inmediata y verdaderamente efectiva.

Esperamos que estos consejos sean útiles, para así poder evitar esa molesta acidez.

Nos gustaría conocer qué tópico relacionado con este artículo te gustaría que desarrollemos. Por favor coméntanos aquí.

Conoce nuestro antiácido Kalmax Compositum®.

Scroll Up