Es posible que muchas embarazadas en este período de pandemia, estén preocupadas por la continuidad de su control prenatal, debido a las restricciones de movilidad social que han condicionado el cierre de algunas consultas.

Aunque el embarazo es una etapa de vigilancia tanto del bienestar materno como el fetal, en estos momentos la prioridad es evitar el contagio y mantenerse saludable.

Muchas embarazadas tienen la posibilidad de estar en contacto con su médico por vía telefónica o por aplicaciones tipo WhatsApp, algunos médicos incluso se han ofrecido para brindar orientación en línea, vía mail o a través de redes sociales, sin embargo, el no poder cumplir con la consulta regular puede generar ansiedad.

¿Qué han recomendado algunos organismos de salud?

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos han recomendado que a medida que el virus se propaga, es una buena idea llamar al gineco-obstetra y reprogramar las visitas de control prenatal, especialmente en aquellas embarazadas de bajo riesgo, en quienes las visitas al obstetra pueden ser menos frecuentes que en las de alto riesgo.

Las embarazadas de bajo riesgo son aquellas que no tienen condiciones asociadas que puedan complicar su salud o la del bebe durante el embarazo o parto, es decir, madres no adolescentes, menores de 35 años, que no sean hipertensas o diabéticas y que no posean otras enfermedades que pueden descompensarse durante el embarazo. También son de bajo riesgo las mujeres que en embarazos anteriores no han presentado complicaciones.

¿Las embarazadas con algún riesgo obstétrico qué pueden hacer?

Las embarazadas en consulta de alto riesgo, así como las embarazadas que ya se encuentran en la semana 36, deben mantener un contacto regular, por lo menos una vez por semana, con su médico tratante.

Deben tener un registro de sus cifras de presión arterial, el peso y si han presentado azúcar elevada durante el embarazo, deben también chequear sus niveles de azúcar en sangre (glucómetro) y mantenerlos a la mano para notificarlo al contactar al médico.

Es importante que notifiquen cualquier síntoma de alarma como:

  • Contracciones (vientre duro) cada 5 o 3 minutos durante dos horas controladas en reposo.
  • Presión alta (140/90 o más), dolor de cabeza, visión borrosa, dolor abdominal (en la boca del estómago).
  • Pérdida de sangre o pérdida de líquido.
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Fiebre de más de 38°.
  • Si no siente los movimientos del bebé.

Algunas preguntas que pueden surgir durante una consulta en relación al riesgo con el COVID-19

¿Cómo puede afectar el COVID-19 a las mujeres embarazadas?

Los informes actuales muestran que las mujeres embarazadas no tienen síntomas más graves que la población en general. Pero los investigadores todavía están aprendiendo cómo la enfermedad afecta a las mujeres embarazadas. Por lo tanto prevenir el contagio es muy importante.

¿Cómo puede el COVID-19 afectar al bebé?

Lo observado de la epidemia en China, ha mostrado que algunas mujeres embarazadas con COVID-19 presentaron partos prematuros, pero no está claro si los nacimientos prematuros se debieron a la infección. Tampoco está claro si COVID-19 puede pasar al feto durante el trabajo de parto y el parto.

¿Qué deben hacer las mujeres embarazadas para evitar el coronavirus?

Las embarazadas deben seguir las mismas recomendaciones indicadas a la población general como:

  • Lavarse las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos.
  • Limpiarse las manos con un desinfectante para manos que contenga al menos 60% de alcohol si no puede lavarlas (frote hasta que sus manos se sientan secas)
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Quedarse en casa tanto como sea posible, mantenerse al menos a 6 pies de distancia (1 metro) de otras personas si necesita salir.
  • Evitar a las personas enfermas.
  • Usar tapabocas.

¿Puede el COVID-19 pasar a un bebé a través de la leche materna?

Hasta ahora, el virus no se ha encontrado en la leche materna. Pero aún no hay suficiente información acerca de si las mujeres enfermas pueden transmitir el virus a través de esta.

La leche materna brinda protección a los bebés contra muchas enfermedades. También es la mejor fuente de nutrición para la mayoría de los bebés.

Es muy importante mantenerse sana, cuidar la dieta, cumplir con la toma de suplementos, dormir bien, hacer ejercicios permitidos a embarazadas en casa, evitar las noticias, conversar con su familia y estar atenta a su bienestar.

Para conocer más de nuestro suplemento Calcibon® Natal haz clic aquí

Scroll Up