En el cuerpo, hay dos tipos de colesterol: el “bueno” (HDL) y el “malo” (LDL). Para tener un nivel normal de ambos tipos de colesterol en nuestro organismo, las recomendaciones principales son:

  1. Dejar de fumar.
  2. Moderar el consumo de alcohol.
  3. Bajar de peso.
  4. Tomar medicinas (siempre que un especialista lo recomiende).
  5. Hacer ejercicio.
  6. Alimentarse de forma saludable.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es un tipo de lípido o grasa que se encuentra en todas las células de nuestro cuerpo. Aunque muchos lo consideran una sustancia no saludable, el colesterol cumple con una variedad de funciones esenciales para el funcionamiento de nuestro organismo.

Es necesario para la fabricación del ácido biliar (el cual ayuda a la degradación y absorción de grasas), vitaminas esteroideas como la vitamina D, el estrógeno y el andrógeno. Incluso actúa como uno de los componentes más importantes de la membrana celular. 

Sin embargo, el colesterol en exceso puede causar  arteriosclerosis y aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas y cerebrovasculares.

¿Cuáles son los tipos de colesterol?

Colesterol bueno

El colesterol bueno realmente se refiere a la Lipoproteína de alta densidad (HDL). Es la sustancia responsable de llevar el colesterol que se encuentra en exceso hacia el hígado, donde es procesado y desechado.

El HDL es llamado “bueno” porque puede ayudar a prevenir enfermedades y controlar los niveles de LDL.

Colesterol malo

El colesterol malo significa Lipoproteína de baja densidad (LDL), la cual transporta el colesterol a los tejidos del cuerpo. Puede causar acumulación de colesterol en las arterias.

El LDL es llamado “malo” porque en condiciones de exceso puede causar enfermedades cardiovasculares. 

¿Cuáles son los niveles normales de colesterol?

El colesterol puede ser un tema confuso, por eso es importante tomar conciencia y conocer cuales son los niveles adecuados de colesterol en tu cuerpo.

Según la asociación americana del corazón (AHA), las personas mayores a 20  años deberían  hacer una revisión de sus niveles de colesterol en la sangre de cada 4 a 6 años. En el caso de personas que padezcan riesgo a enfermedades cardíacas, las pruebas se deberían realizar con más frecuencia.

El nivel de colesterol LDL en la sangre adecuado para una persona adulta saludable según las investigaciones realizadas por la AHA, es de alrededor 100 mg/dL (miligramos por decilitro). También advierten que consumir más de 300 miligramos de colesterol al día puede ser dañino para la salud. 

MedlinePlus añade que el nivel de HDL debería permanecer mayor a 50 mg/dL, y que en el caso de que el nivel de LDL es superior a los 190 mg/dL el paciente requerirá de medicamentos para bajar el colesterol.

¿Cuáles son los riesgos de tener el colesterol alto?

La hipercolesterolemia (exceso de colesterol en la sangre) puede causar una gran cantidad de problemas en el sistema cardiovascular, por eso es importante cuidar la forma en la que nos alimentamos.

Es muy fácil consumir más colesterol del adecuado, sobre todo en épocas festivas como la Navidad; las grasas saturadas que se encuentran en dulces, galletas y tortas son de los principales causantes de exceso de colesterol

Una de los factores más peligrosos de la hipercolesterolemia es que esta no demuestra síntomas, la única manera de diagnosticarla es a través de una prueba realizada por un médico, y de no ser tratada puede causar aflicciones y enfermedades severas como:

  • Arteriosclerosis: la hipercolesterolemia puede causar acumulaciones de colesterol que se forman en las arterias, estas acumulaciones se mezclan con otras sustancias que se encuentran en la sangre para formar placas, las cuales son una sustancia grasosa que se adhiere a las paredes de la célula y se endurece. 

Las placas pueden bloquear parcial o completamente el paso de sangre en una arteria.

  • Enfermedad coronaria del corazón: ocurre cuando las arterias responsables de llevar sangre al miocardio (músculo responsable por bombear sangre al corazón) son bloqueadas y estiradas por la arteriosclerosis, lo cual puede causar infartos y dolores en el pecho. Los infartos usualmente ocurren cuando el flujo de sangre es detenido súbitamente. 
  • Enfermedad de las arterias carótidas: las arterias carótidas son vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro. La aterosclerosis puede causar que estos vasos se bloqueen y generen un accidente cerebrovascular, también llamado derrame cerebral
  • Enfermedad arterial periférica: las placas también se pueden acumular en las arterias que llevan la sangre a las extremidades. Esta enfermedad ocurre cuando se bloquea el suministro de sangre hacia los brazos o piernas (generalmente las piernas). Puede causar dolor, entumecimiento y  muerte celular en algunos tejidos, en casos extremos es necesario amputar la extremidad parcial o totalmente.
  • Hipertensión: el bloqueo del paso de la sangre por las arterias fuerza al corazón a bombear sangre con más rápido y con más presión, esto aumenta las probabilidades de sufrir un infarto y deteriora la salud en el sistema cardiovascular.
  • Disfunción eréctil: en el caso de los hombres, la obstrucción de las arterias puede causar fallas en la erección masculina.

¿Cómo reducir el colesterol malo?

Algunos cambios pequeños en tu estilo de vida pueden producir un gran efecto en tu salud. Estas son algunas de las cosas que puedes hacer para prevenir o tratar el exceso de colesterol. 

Dejar de fumar

Además de causar cáncer, trombosis y aumentar el riesgo de sufrir infartos, fumar puede ser un factor colaborador de la hipercolesterolemia. Aunque el tabaco no aumenta el colesterol directamente, puede reducir el nivel de HDL (colesterol bueno), y amenazar el bienestar de las arterias. 

Moderar el consumo de alcohol 

El alcohol es una bebida alta en calorías, las cuales pueden causar sobrepeso y un aumento en la presión arterial. Se recomienda no beber más de una o dos bebidas diarias.

Bajar de peso

Las personas con sobrepeso tienden a tener niveles más altos de triglicéridos y niveles más bajos de HDL (colesterol bueno). Bajar de peso puede aumentar el HDL, disminuir los niveles de grasa y reducir la presión arterial, todos estos factores pueden colaborar a mitigar los riesgos del colesterol alto. Una pérdida de tan solo 5% a 10% de tu peso puede mejorar tus niveles de colesterol drásticamente.

Tomar medicinas

En algunos casos, es recomendable consumir medicinas para balancear los niveles de colesterol. Algunas medicinas como las estatinas y el ácido bempedoico cumplen con esta función, sin embargo, siempre se debería consultar con un médico profesional que las recomiende antes de consumirlas.

Hacer ejercicio

Llevar un estilo de vida sedentario puede disminuir los niveles de HDL, lo cual facilita la acumulación de colesterol. Realizar una rutina de ejercicios aeróbicos simple, como trotar, ciclismo o natación, un par de veces por semana puede disminuir los niveles de LDL y grasas.

Alimentarse de forma saludable

Posiblemente la manera más eficiente de disminuir el nivel de colesterol sea con una buena dieta, si bien necesitamos un poco de colesterol para que nuestro organismo funcione, consumir menos colesterol y grasas puede tener un gran impacto positivo en la salud.

Los alimentos que más pueden aumentar tus niveles de colesterol son aquellos que contienen altas cantidades de grasas saturadas y grasas trans, como carnes rojas, huevo, leche de vaca (y productos derivados), comidas altas en aceites y comidas altas en azúcares. 

¿Qué alimentos son buenos para bajar el colesterol?

Existen muchos tipos de dietas que reducen los niveles de grasas y colesterol, una de las más eficientes es la dieta DASH (dietary approaches to stop hypertension). Esta dieta fue creada en 1990 por el instituto de salud nacional de los Estados Unidos (NIH), y está enfocada en mejorar la salud del sistema cardíaco, así que observemos algunos de los alimentos recomendados.

  • Legumbres: la dieta DASH sugiere consumir legumbres como fuente principal de proteínas, también puede servir como una fuente saludable de carbohidratos y fibra. Por ejemplo, legumbres como la lenteja y la soja reducen niveles de colesterol en la sangre, por lo cual se recomiendan porciones de 11 gr a 50 gr de legumbres alrededor de 3 veces a la semana.
  • Aguacate: el aguacate está listado en la DASH como uno de los alimentos para el consumo de grasas saludables. Es rico en fibras y disminuye los niveles de LDL, es recomendable consumir aguacate diariamente junto con la comida principal.
  • Frutas: las frutas pueden ser un sustituto saludable para las comidas altas en azúcares procesados. Según la DASH se debería consumir de 4 a 5 porciones diarias.
  • Frutos secos: a pesar de contener una proporción de grasas elevada, los frutos secos pueden elevar los niveles de HDL y disminuir los niveles de LDL. La DASH sugiere sustituir otros alimentos altos en grasas por frutos secos.
  • Cereales integrales: comidas como la avena, la pasta, el arroz y el pan integral pueden ayudar a balancear los niveles de colesterol, además de proporcionar gran parte de la fibra que el cuerpo necesita. La DASH sugiere alrededor de 7 a 8 porciones al día.
  • Vegetales: tener una dieta alta en vegetales puede contribuir a la absorción y desecho de colesterol. La DASH recomienda consumir entre 4 y 5 porciones de vegetales al día.

¿Qué no puedo comer si tengo el colesterol alto?

Algunos alimentos pueden ser particularmente perjudiciales para personas que sufren de colesterol alto. Usualmente, las comidas altas en colesterol, grasas trans, grasas saturadas y sodio pueden deteriorar la salud del sistema cardiovascular.

La importancia de un colesterol controlado

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) la mayoría de las personas que sufren de colesterol alto no reciben el tratamiento indicado, ya sea por no darle importancia o por no estar diagnosticados. La OMS también añade que “Las enfermedades cardiovasculares son las más mortíferas, pues se cobran más de 17 millones de vidas cada año en todo el mundo”.

La hipercolesterolemia puede parecer algo de poca importancia para muchos, pero de no ser tratada puede llegar a causar emergencias médicas severas inesperadas. Por esta razón, es importante realizar mediciones frecuentes de colesterol en la sangre y tomar las prevenciones necesarias.

Scroll Up