Durante los primeros meses del embarazo ocurren cambios hormonales. Estas hormonas pueden volver la unión esófago-gástrica más débil, con lo cual es más fácil que regresen los ácidos estomacales y se produzca acidez.

Las hormonas del embarazo también hacen que el estómago y los intestinos (donde se aprovechan los alimentos) se muevan más lentamente.

En fases más avanzadas, el bebé que crece dentro del útero favorece que el abdomen de la madre se haga grande. Al mismo tiempo, aumenta la presión sobre otros órganos que también están dentro del abdomen materno. Esta es una causa adicional para que haya reflujo y acidez en el embarazo.

Normalmente, los alimentos pasan desde la boca hacia el estómago a través de un conducto llamado esófago. El esófago baja por el pecho (por detrás de un hueso llamado esternón). La unión entre el esófago y el estómago está diseñada para que ni los alimentos ni el ácido que se produce de manera normal en el estómago puedan regresar a la boca.

Cuando se producen fallas en la unión del estómago y el esófago (esófago-gástrica), parte de los alimentos y el ácido estomacal puede regresar o refluir. Esto provoca que las personas sientan esa sensación de ardor o quemazón que sube desde el estómago hacia el pecho, y que puede llegar a la boca como sabor agrio o amargo y que se llama acidez.

 

causas de la acidez estomacal en el embarazo

Aunque la mujer embarazada tiene una predisposición a presentar acidez con mayor frecuencia que las no embarazadas, las causas que desencadenan la acidez y el reflujo suelen ser las mismas:

  • Ingerir comidas abundantes o copiosas.
  • Comer en exceso antes de dormir.
  • Ingerir comidas ricas en grasas o muy condimentadas.
  • Comer chocolate, té o café.
  • Fumar (que además está totalmente contraindicado en el embarazo).
  • Ingerir bebidas gaseosas.
  • Aumentar mucho de peso.

¿Cómo eliminar la acidez en el embarazo?

La mujer embarazada debe tomar en consideración estos factores desencadenantes y evitarlos en la medida de lo posible. Algunas recomendaciones serían:

  • Realizar comidas pequeñas varias veces al día, en lugar de tres comidas grandes.
  • Evitar los condimentos (vinagre, pimienta u otros picantes), cítricos (naranja, mandarina, pomelo, limón) y sus zumos, el tomate o salsas de tomate. Prestar atención a lo que pone en marcha el ardor de estómago, luego evitarlo.
  • Reducir la ingesta de grasas (frituras, estofados o guisos grasos).
  • Aumentar la ingesta de líquidos entre las comidas, en cantidades pequeñas y frecuentes. Evitar beber grandes cantidades de líquidos durante las comidas para no aumentar el volumen del estómago.
  • Evitar la ropa ajustada, especialmente alrededor del abdomen y cintura.

¿Cómo dormir con acidez en el embarazo?

Una recomendación es dormir con la cabeza elevada. La gravedad hará que los ácidos estomacales no fluyan hacia el esófago y además ayudará al proceso digestivo.

Igualmente, se aconseja no acostarse inmediatamente después de comer. Espera por lo menos 1 hora para recostarse o 3 horas para ir a dormir, ya que estar recostado favorece el reflujo gastroesofágico.

¿Qué tomar para la acidez en el embarazo?

Todas estas medidas ayudan a aliviar los síntomas. Si el ardor persiste, en muchas ocasiones se hace necesario el uso de antiácidos, siempre por recomendación médica.

Es recomendable evitar los antiácidos a base de bicarbonato, ya que pueden ser perjudiciales. Se recomienda antiácidos a base de carbonato de calcio, preferiblemente combinados para evitar el riesgo de estreñimiento que también es más frecuente en la mujer embarazada. Una excelente opción es la combinación de carbonatos de calcio con hidróxido de magnesio.

Si desea conocer nuestro producto Kalmax Compositum® haga clic aquí.

Si necesita más información o tiene dudas lo invitamos a que haga clic aquí.

 

Scroll Up