Puede darse esta circunstancia si la dosis de un fármaco es excesiva (reacción por sobredosis).

Si la persona es excepcionalmente sensible al medicamento o si otro fármaco ralentiza el metabolismo del primero, incrementando de este modo su concentración en sangre. Las reacciones relacionadas con la dosis no suelen ser graves, pero son relativamente frecuentes. Te invitamos a consultar a tu médico tratante, él es la persona autorizada para brindarte una mejor guía.

Scroll Up