El cáncer de mama es el tipo de cáncer más frecuente en mujeres en Venezuela, con una mayor aparición entre los 45 y 54 años de edad y cuya tasa de mortalidad se ha incrementado en los últimos 4 años, hecho sobre el cual ha alertado la Sociedad Anticancerosa de Venezuela.

¿Qué es el cáncer de mama?

Es una enfermedad en la cual las células de la glándula mamaria se reproducen y crecen de manera acelerada, sin control, hasta constituir un tumor. Puede ocurrir tanto en hombres como en mujeres, pero es más frecuente en las mujeres.

Existen muchos factores que contribuyen con la aparición del cáncer de mama, por ello el cáncer de mama no puede evitarse, pero si puede prevenirse.

¿Qué es la prevención?

La prevención del cáncer consiste en las medidas que se toman para reducir la probabilidad de enfermar por esta causa. Con las medidas de prevención, se reduce el número de casos nuevos en un grupo o población, así como el riesgo de fallecer por el mismo.

Los científicos analizan los factores de riesgo y los factores de protección para prevenir el inicio de cánceres nuevos. Cualquier cosa que aumenta el riesgo de tener cáncer se llama factor de riesgo de cáncer; cualquier cosa que lo disminuya se llama factor de protección de cáncer.

Aunque algunos factores de riesgo se pueden evitar, no es posible evitar muchos otros. Por ejemplo, tanto fumar como heredar ciertos genes son factores de riesgo para cáncer de mama, pero solo se puede evitar fumar. Hacer ejercicio con regularidad e ingerir determinados nutrientes son factores de protección. Es posible que, al evitar los factores de riesgo y aumentar los factores de protección disminuya el riesgo; sin embargo, esto no significa que no aparecerá la enfermedad.

¿Cuáles son los factores de riesgo para el desarrollo de cáncer de mama?

Las investigaciones epidemiológicas y clínicas a lo largo de los años han encontrado ciertos factores predisponentes como la edad, a medida que las personas envejecen tienen mayor riesgo de sufrir, no solo cáncer de mama, sino de pulmón, vías digestivas, próstata y otros.

El sexo (es más frecuente el cáncer de mama en mujeres) y la historia familiar de cáncer, especialmente familiares en primer grado (madre, hermanas, tías), a este último se le llama riesgo heredado de cáncer de mama.

El cáncer hereditario es aquel que tiene su origen en alguna mutación (alteración) genética.

Se estima que el 5-10% de los cánceres de mama son hereditarios. El 20-25% de las mutaciones responsables de los cánceres de mama hereditarios ocurren en unos genes conocidos como BRCA 1 y 2. Hay otros genes que están siendo investigados, como el PALB2, p53, CDH1, ATM y CHEK2. La probabilidad de que una mujer portadora de mutación en BRCA 1 o 2 presente cáncer de mama se sitúa en torno al 70% a los 70 años.

El análisis genético de BRCA1 y BRCA2 es complejo y costoso, por ello es necesario realizar una selección muy precisa de aquellas familias que se pueden considerar de alto riesgo y en las que esté indicado el estudio genético.

Otros factores que se han identificado son:  

  • Tejido mamario denso
  • Mayor exposición a los estrógenos (primera menstruación muy temprana, menopausia tardía, bajo número de embarazos)
  • Terapia hormonal con uso de estrógenos para los síntomas de menopausia
  • Radioterapia dirigida a la mama o el pecho
  • Obesidad
  • Hábito del cigarrillo

También se investigan factores que ayuden a prevenir el cáncer

Así como se investigan los potenciales factores que favorecen una mayor ocurrencia de cáncer de mama, existen investigadores buscando elementos que ayuden a disminuir dicho riesgo. En España, por ejemplo, un grupo de investigadores ha estudiado cómo el mantenimiento de unos niveles adecuados de vitamina D en sangre podrían prevenir frente al riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Fue un estudio epidemiológico llevado a cabo por científicos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) y del del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y publicado en Journal of Steroid Biochemistry and Molecular Biology.

El estudio examinó la asociación entre las concentraciones de 25(OH)D en sangre y el riesgo de cáncer de mama por subtipo molecular y estadio al diagnóstico, en una muestra de 546 mujeres con cáncer de mama y 558 mujeres sanas.

Los autores observaron que el riesgo de padecer este tumor disminuía conforme aumentaban los niveles de vitamina D en sangre. Dicho efecto fue similar en mujeres pre y postmenopáusicas y en todos los estadios al diagnóstico.

Según este trabajo, el efecto era especialmente significativo en un tipo de tumor denominado triple negativos, que representan alrededor del 10 al 20% de los casos de cáncer de mama (más de uno cada 10).

Otros estudios han señalado también la importancia de realizar ejercicio físico y combatir la obesidad para contrarrestar el estado inflamatorio persistente asociado a la misma.

Es importante…

  • Conocer los factores que aumentan y los que disminuyen el riesgo de padecer cáncer de mama, en especial aquellos sobre los que podemos actuar.
  • Conozca sus mamas, a través del autoexamen, el cual ayuda a identificar cambios, pero no a detectar lesiones pequeñas. El autoexamen de mama debería iniciarse a partir de los 20 años.
  • Realizar el chequeo de la salud mamaria. Los médicos evalúan la salud mamaria a través de imágenes como la mamografía y la ecografía.
  • La mamografía, es una radiografía que permite detectar lesiones tan pequeñas, que para ser detectadas con autoexamen podrían pasar hasta 3 años, antes de que tengan el tamaño suficiente para ser palpadas. Se recomienda desde los 35 años y luego con una frecuencia ajustada a los riesgos de cada mujer.
  • El ecosonograma mamario, se trata de un tipo de estudio que utiliza ondas sonoras para crear una imagen computarizada de la parte interna de las mamas. Es útil para establecer las diferencias entre quistes llenos de líquido (que es muy improbable que sea cáncer) y masas sólidas. Se recomienda realizarlo a partir de los 30 años.
  • Emplear fármacos que contengan estrógenos, solo bajo estricta recomendación médica.

Le invitamos a visitar la Página Web de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela y el portal en el cual aparece el estudio mencionado haciendo clic aquí.