Dime que tan frecuente es tu resfriado, y te diré que tanto estrés tienes.

Aunque no es considerada una enfermedad grave, el resfriado común es una de las principales causas de limitación en la rutina laboral, alcanzando hasta 250 millones de días de actividad restringida.

Razones por las cuales se identifica el estrés como un factor de riesgo para desarrollar un resfriado común

Resfriado y estrés
  • Primero, el estrés puede alterar la función inmune y, por lo tanto, puede hacerte más propenso a un resfriado común. El estrés produce cambios en las moléculas que intervienen en la respuesta inmunológica durante la infección, las cuales están relacionadas con el proceso inflamatorio que da origen a los síntomas.
  • En segundo lugar, el estrés puede influir en nuestros hábitos.  Las personas bajo estrés pueden adquirir hábitos negativos que los exponen a mayor riesgo de enfermedad. Estos cambios de comportamiento incluyen fumar, consumo de alcohol en exceso, alimentación deficiente en cantidad y calidad, sueño alterado, entre otros.
  • y en tercer lugar, el estrés también puede aumentar la percepción de la enfermedad. El sujeto «sobredimensiona» sus síntomas según su personalidad, y así los etiqueta como un episodio de resfriado común, cuando no esté ante el mismo.

¿Estrés?

Aunque hay una comprensión intuitiva común del término «estrés», recordemos que es: un proceso en el que las demandas externas (también llamados elementos estresores) exceden-sobrepasan la capacidad de adaptación del organismo y causan cambios psicológicos y biológicos indeseables.

En este proceso llamado estrés se han identificado tres pasos que se asocian entre sí. Además, estos se consideran un factor de riesgo para el resfriado común:

Resfriado y estrés
  • La existencia de eventos indeseables o estresores;
  • La percepción subjetiva de estos eventos por parte del sujeto como amenazante o no;
  • Una percepción que depende de la estructura psicológica del individuo,
  • La reacción biológica del organismo, que puede incluir efectos tales como cambios en la frecuencia cardíaca y la presión arterial, así como el aumento de la producción de ciertas hormonas que finalmente podrían hacer el ambiente perfecto para que un virus se aloje en nuestro organismo.

Es importante considerar que la importancia del resfriado común está esencialmente asociada a la discapacidad causado por el síndrome. Esto se debe a dos variables: la gravedad de los síntomas y la peor percepción subjetiva de la enfermedad.

Por lo general, sólo 1 de cada 3 sujetos expuestos a los virus se infectan, y sólo 1 de cada 3 infectados desarrollará síntomas de resfriado. Generalmente, debido a que los síntomas son típicos, el autodiagnóstico del resfriado común  suele ser correcto.

Las personas que padecen con mayor frecuencia un resfriado común con síntomas de mayor intensidad, generalmente poseen rasgos de una personalidad con tendencia a la negatividad en su nivel afectivo.

resfriado y estrés

Manejar el equilibrio de nuestro entorno es tan importante como alimentarnos. La salud siempre estará de la mano del bienestar emocional. Al sanear nuestros hábitos y balancear nuestra tendencia psico-afectiva,   seremos blancos difíciles para el estrés, alejándonos de la posibilidad  de padecer un resfriado común.

La evidencia científica reconoce una asociación entre el estrés y el riesgo de padecer resfriado común.

Nos gustaría saber de qué otros temas quisieras hablar. Compártelos con nosotros.