¿Por qué las vacunas producen algunos síntomas?

Las vacunas contienen partes inactivadas de un microorganismo específico por ejemplo un virus (antígeno), el cual va a  provocar una respuesta inmunitaria en el cuerpo. La vacuna no provocará la enfermedad en la persona vacunada, pero si inducirá al sistema inmunitario a responder como si lo hubiese hecho, ya que la idea es hacerle creer al sistema inmunológico que en el cuerpo hay un virus, mediante la introducción al organismo de un fragmento de él o un fragmento muy parecido al virus. De esta manera el sistema inmunológico reaccionará, generando una serie de fenómenos que traerán consigo la aparición de síntomas. 

¿Cuáles son los síntomas que pueden producir las vacunas?

Luego de varias horas (6-8 horas aproximadamente) de la aplicación de una vacuna, se puede dar la presencia de ciertos síntomas que pueden variar de intensidad y duración de una persona a otra. Por ejemplo los síntomas luego de la aplicación de la vacuna de Covid-19, pueden ser síntomas generales muy parecidos a los que se presentan durante un cuadro viral común, como: sensación de cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, fiebre y náuseas. También en el lugar de inyección pueden aparecer ciertas molestias como dolor, enrojeciendo o hinchazón.

resfriado

En algunas personas estos síntomas pueden ser muy leves o incluso imperceptibles.

Leer más acerca de los síntomas post vacunales de la COVID-19

¿Debo preocuparme por esos síntomas?

NO. Cuando estos síntomas aparecen traducen que el sistema inmunológico esta en plena respuesta natural y fisiológica, generando la producción de anticuerpos contra una enfermedad en específico, para la cual fue aplicada la vacuna. Estos síntomas en muchas ocasiones duran muy poco. En el caso de que los síntomas sean muy intensos, o su duración se prolongue más  allá de 48 horas busque orientación médica.

¿Qué puedo hacer para mejorar esos síntomas?

Los síntomas después de recibir una vacuna, como la de covid-19,  duran pocas horas. Según las recomendaciones de la OMS los medicamentos como ibuprofeno, acetaminofén, o antihistamínicos, pueden ser utilizados para el manejo de estos síntomas, en el caso de  no tener otros problemas de salud que le impidan tomarlos habitualmente.

Si presenta síntomas locales en el lugar de la inyección como sarpullido que le ocasiona ardor o picazón e incluso sensibilidad en la zona, el uso de antihistamínicos es una sugerencia, y en el caso de dolor, el acetaminofén o un medicamento antiinflamatorio no esteroide como el ibuprofeno, también puede estar indicado. (sugerencias de la OMS)

Leer más sobre consejos para el manejo de síntomas posterior a la vacunación  contra la COVID-19

¿Puedo vacunarme con dos vacunas para enfermedades diferentes al mismo tiempo?

No, no debería recibir la vacuna contra el COVID-19 y la vacuna contra la influenza al mismo tiempo por ejemplo. Las vacunas contra el COVID-19 deben administrarse solas al menos 14 días antes o después de recibir cualquier otra vacuna, como es el caso de la vacuna contra la influenza, ya que es otra de las vacunas indicadas en los adultos para evitar infecciones respiratorias virales. A medida que las vacunas aporten más datos en cuanto  a sus investigaciones, esta recomendación podría cambiar.

Es importante recordar que además de la vacuna contra la COVID-19, existen otras vacunas que necesita el adulto, sobre todo para la protección de los adultos mayores y aquellos con ciertas enfermedades crónicas o condiciones especiales. Para mayor información consulte a su médico de confianza.

Si deseas conocer mayor información sobre los tipos de vacunas, sigua el siguiente link:  los distintos tipos de vacunas que existen 

Scroll Up