Los médicos deben considerar antihipertensivos para todas las personas con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, independientemente de su presión arterial, según investigaciones.

Los antihipertensivos deben verse como una herramienta para reducir el riesgo cardiovascular, en lugar de simplemente reducir la presión arterial, dicen los investigadores.

Un análisis a gran escala de 48 ensayos aleatorizados, publicado en The Lancet, encontró que una reducción de 5 mmHg en la presión arterial sistólica redujo el riesgo de eventos cardiovasculares mayores en aproximadamente un 10%, independientemente de los diagnósticos previos de enfermedad cardiovascular, e incluso en niveles normales o altos. valores normales de presión arterial.

Se reunieron datos de 344,716 adultos, tratados para bajar la presión arterial,(edad promedio de 65 años) de 48 ensayos aleatorizados para explorar los efectos de los medicamentos . Los participantes se dividieron en dos grupos: aquellos con un diagnóstico previo de enfermedad cardiovascular (157,728 participantes – grupo de prevención secundaria) y aquellos sin (186,988 – grupo de prevención primaria, sin enfermedad cardiovascular).

Luego, cada grupo se dividió en siete subgrupos según los niveles de presión arterial sistólica al momento de ingresar al estudio. Alrededor del 20% de los participantes con enfermedad cardiovascular previa y el 8% de los que nunca habían tenido enfermedad cardiovascular tenían presión arterial sistólica normal o normal alta al inicio de los ensayos (presión arterial sistólica 130 mmHg).

Los efectos beneficiosos del tratamiento antihipertensivo no difirieron según el historial de haber tenido enfermedad cardiovascular o el nivel de presión arterial al ingresar al estudio.

Los autores concluyeron que un grado fijo de disminución farmacológica de la presión arterial es igualmente eficaz para la prevención primaria y secundaria de enfermedades cardiovasculares importantes, ‘incluso a niveles de presión arterial que actualmente no se consideran para el tratamiento’.

Al pedir la revisión de las pautas clínicas a nivel mundial, los investigadores dicen que sus hallazgos brindan evidencia contra la práctica actual de restringir el tratamiento antihipertensivo a personas con valores de presión arterial más altos que el promedio.

Para conocer más acerca de este estudio realiza clic aquí

Scroll Up