La lectura es un hábito fundamental para el desarrollo personal, educativo, profesional y emocional de cualquier persona. Tomar un momento para leer puede ayudar a mejorar la comprensión, gramática y redacción, incentiva la curiosidad e imaginación, al igual que mejora las habilidades comunicativas gracias al aprendizaje adquirido.

También, tiene numerosas implicaciones aprovechables para cada individuo porque ayuda a reducir el estrés debido a que mantiene la atención en lo que lee y deja a un lado las preocupaciones y demás necesidades que se tengan.

Leer, además de ayudar a perfeccionar el lenguaje, abre las puertas del conocimiento, da paso a la imaginación y ayuda a forjar el carácter del individuo.

¿Cómo puede influir la lectura en el desarrollo personal?

La lectura influye de muchas formas en la mente y en la vida. Al cerebro le ayuda porque mientras se lee las neuronas incrementan su conectividad, por lo que neurólogos y psicólogos recomiendan esta práctica como método de prevención contra enfermedades neurodegenerativas.

La literatura es un gran simulador de la realidad que traslada a diferentes épocas y circunstancias a través de sus personajes y características particulares.

Asimismo, ayuda a generar nuevos vínculos interpersonales y a mejorarlos, gracias a los debates y conversaciones que se pueden proponer a partir de los nuevos conocimientos que se adquieran. También, leer aumenta la confianza a la hora de relacionarse socialmente y a desarrollar el autoaprendizaje.

Beneficios de la lectura en el crecimiento profesional

  1. Incrementa el sentido crítico

Independientemente del estilo de lectura que se escoja, al desarrollar el hábito de leer se incrementa la capacidad de análisis y de generar opiniones respecto a un tema específico. Lo que se traduce en opiniones mejores argumentadas, sin las influencias de otros individuos.

  • Expande el vocabulario

Leer aumenta el dominio del lenguaje. Permite conocer nuevas palabras y terminologías que enriquecen el habla y escritura, lo cual permitirá tener una mejor oratoria y mayor confianza al momento de expresarse.

  • Mejora la escritura

¡Así es! Leer mejora significativamente la ortografía debido a que se puede identificar visualmente el uso correcto de signos de puntuación, acentuaciones y gramática en general. Incluso, si se está aprendiendo otro idioma, leer puede ayudar a mejorar el uso de la gramática logrando que el lenguaje sea más fluido y natural.

  • Aumenta el poder de convencimiento

La lectura dota de nuevos conocimientos, lo cual implica que el lector tendrá una buena base de argumentos para sus intervenciones que le ayudarán a persuadir a la audiencia de forma exitosa, respecto a un tema en específico el cual domine.

  • Mejora el proceso creativo

Al leer también se aprende de cultura general. Ya sea de textos históricos, de ficción o diarios, los conocimientos que se adquieren de estos ayudarán a mejorar el desempeño laboral y creativo del individuo, pues los conocimientos sobre otras culturas y acontecimientos estarán mejor desarrollados.

¡Incentiva la lectura!

Estos consejos te ayudarán a desarrollar y mantener el hábito de lectura:

  • Escoger uno o varios temas que llamen la atención. Asegurarse de elegir aquellos tópicos que se alineen con las preferencias e intereses, de esta forma se disfrutará más el momento de la lectura.
  • Plantearse un horario. Disponer al menos 30 minutos del día para leer, ya sea en la mañana, en la tarde o en la noche; en casa o en cualquier otro lugar. Lo importante de estipular un horario de lectura es mantenerlo para volverlo cotidiano y así poder crear el hábito.
  • Enfocarse en una meta. Visualizar un objetivo de lectura y plantear una cantidad específica de libros a leer por mes. De esta forma, se generará mayor interés y ambición por la lectura. Esta acción se puede iniciar con pocas cantidades y poco a poco ir incrementando el número para afianza la costumbre.
  • Realizar anotaciones. Redactar las conclusiones, consultas e inquietudes respecto a una lectura puede motivar a investigar a profundidad en otros tomos y plataformas; resultando un incremento beneficioso en la cantidad de lecturas a realizar.
  • Debatir con otros lectores. A pesar de quela pandemia no permite las reuniones sociales, se puede crear un grupo por un chat virtual en el que un grupo de personas discutan libros, artículos y lecturas de diversos tipos. Estos debates son muy productivos para el intelecto, el relacionamiento social y para el mejoramiento de la comprensión lectora.

Finalmente, la lectura forma parte importante en el desarrollo personal y profesional del individuo, desde su personalidad hasta su proceso de socialización. Es importante recordar que es mejor leer por calidad que por cantidad. Leer de prisa un libro tras otro quizás no dejará tanto conocimiento como una lectura profunda y al ritmo personal.  La paciencia también es trabajada en este hábito, por lo que la recomendación es disfrutar del proceso que conlleva leer.

Para conocer más acerca del tema consulta el siguiente enlace: http://www.unesco.org/new/fileadmin/MULTIMEDIA/FIELD/Mexico/miradamexico.pdf

Scroll Up