fbpx

Medicamentos para la hipertensión arterial y la insuficiencia cardiaca

Medicamentos para la hipertensión arterial

En la actualización de la Sociedad internacional de Hipertensión (ISH) del año 2020, el tratamiento de la hipertensión arterial tiene como metas reducir la presión arterial si ≥140 / 90 mm Hg y tratarse a un objetivo <130/80 mmHg ( < 140/80 mmHg en pacientes de edad avanzada y > de 120/70 mmHg si tiene insuficiencia cardiaca) (1).

Con respecto al tratamiento farmacológico: los inhibidores de la enzima conversora de angiotensina (IECA), los antagonistas de los receptores de angiotensina (ARA), los betabloqueantes (BB), los antagonistas de los canales de calcio y los diuréticos (hidroclorotiazida, clortalidona e indapamida) continúan siendo los fármacos recomendados para el descenso de la presión arterial (2)

En agosto de 2021, la Organización mundial de la salud publica una guía para el tratamiento de la hipertensión en adultos; recomienda el uso de algunas de las siguientes clases farmacológicas de terapia    antihipertensiva como un tratamiento inicial de primera línea:

  • Agentes tiazidas y tipo tiazidas (tiazidas-like)
  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina /bloqueadores de los receptores de angiotensina
  • Antagonistas de los canales de calcio dihidropiridínicos de acción prolongada
  • Coinciden con las guías de 2020 en sugerir la terapia combinada, preferiblemente en una sola píldora para mejorar la adherencia y persistencia, como tratamiento inicial. Los medicamentos antihipertensivos usados en combinación deberías ser elegidos de las siguientes clases de drogas: diuréticos (tiazidas o tipo tiazidas (tiazidas-like), IECA/ARA II o calcioantagonistas dihidropiridínicos de acción prolongada. (3)

Entre los medicamentos bloqueadores de los receptores de angiotensina (BRA) o antagonistas de los receptores de angiotensina II (ARA II) como también se les denomina, se encuentra el valsartán cuya ventaja es su efecto más prolongado. La clortalidona es un diurético tipo tiazida (sulfonamida no tiazídico), indicado cada 24 horas, con un efecto neutro sobre los niveles de glicemia a las dosis indicadas habitualmente (menor a 25 mg). En las últimas guías de tratamiento para la hipertensión arterial sugieren las terapias combinadas para garantizar el tratamiento óptimo, así como el cumplimiento por parte del paciente (1), por ejemplo, la combinación de valsartán + clortalidona en una sola píldora.

También los IECA, ARA II y diuréticos pueden ser indicados en insuficiencia cardíaca.

Otra clase de medicamentos indicados tanto para el control de la presión arterial como de la insuficiencia cardiaca es la correspondiente a los betabloqueantes. Dentro de los betabloqueantes se encuentra el nevibolol que es un betabloqueante selectivo de 3ra generación con efecto vasodilatador.

La selección del tratamiento farmacológico puede estar influenciado por características individuales de los pacientes, como la raza y otras enfermedades presentes, los eventos adversos de dichas terapias y también por el hecho de que frecuentemente se necesita de varias estrategias farmacológicas para poder obtener un adecuado control de la presión arterial. (4)

El médico tratante decidirá cuál es el medicamento adecuado dependiendo del tipo de paciente.

Valsartán

¿Para qué sirve valsartán?

Tratamiento de la hipertensión arterial leva a moderada. Tratamiento de la insuficiencia cardiaca estadios II a IV.

¿Cuál es la dosis recomendada de valsartán?

Hipertensión arterial: Adultos: 80 mg a 160 mg/día. Dosis máxima 320 mg/día. Insuficiencia cardiaca: 40 mg cada 12 horas. Realizar ajustes ascendentes de la dosis hasta 80 mg y 160 mg cada 12 horas.

¿Cuándo no tomar valsartán?

Hipersensibilidad a algún componente de la formula. Otros antagonistas de los receptores de angiotensina. En pacientes con insuficiencia hepática y/o renal grave, cirrosis hepática, colestasis de las vías biliares, aldosteronismo primario y pacientes en diálisis. Embarazo.

Efectos secundarios de valsartán

Las reacciones adversas del valsartán han sido de tipo leve, transitorias y de incidencia reducida. Los más frecuentes son: CARDIOVASCULARES: efectos ortostáticos (hipotensión, mareos), palpitaciones. NEUROLOGICOS / PSICOLOGICOS: ocasionalmente, cefalea, somnolencia, ataxia. Excepcionalmente insomnio, vértigo, depresión, astenia y neuralgia. RESPIRATORIOS: ocasionalmente, infección viral, infección de la vía respiratoria superior, tos, rinitis, sinusitis, faringitis. DIGESTIVOS: ocasionalmente, diarrea, dolor abdominal, náuseas, dispepsia. Excepcionalmente, gastroenteritis. OSTEOMUSCULARES: ocasionalmente calambres musculares y mialgias. HIPERSENSIBILIDAD: raramente angioedema y prurito. A nivel humoral se han observado leves y ocasionales incrementos séricos, de la creatinina, potasio y bilirrubina. En raros casos puede asociarse con reducciones de la hemoglobina, el hematocrito y neutrófilos.

Combinación de valsartán 80mg y clortalidona 12,5mg: ¿para qué sirve?

Tratamiento de segunda línea de la hipertensión arterial en aquellos pacientes que no responden a la monoterapia.

Diferencia entre valsartán y el valsartán con clortalidona: El valsartán es un antagonista de los receptores de angiotensina II y la clortalidona es un diurético, la combinación valsartán clortalidona potencia el efecto y beneficios de ambos medicamentos.

Clortalidona

¿Para qué sirve la clortalidona?

Tratamiento de la hipertensión arterial y de la hipertensión sistólica aislada.

¿Cuál es la dosis recomendada de clortalidona?

Adulto: 12,5 a 25 mg/día.

¿Cuándo no tomar clortalidona?

Hipersensibilidad a algún componente de la fórmula. No se debe administrar a pacientes con anuria, insuficiencia renal o hepática, hipopotasemia, hipercalcemia refractaria, hiponatremia, hipomagnesemia, hipofosfatemia, hiperuricemia o lupus eritematoso, antecedentes de gota o cálculos de ácido úrico.

Nevibolol

¿Para qué sirve?

Tratamiento de la hipertensión arterial esencial. Tratamiento de la insuficiencia cardiaca crónica estable.

¿Cuál es la dosis recomendada de nebivolol?

Adultos: Debe iniciarse con una (1) tableta al día, preferiblemente a la misma hora del día. El efecto de descenso de la presión arterial es evidente después de una (1) a (2) semanas de tratamiento.

¿Cuándo no tomar nebivolol?

Los antagonistas beta-adrenérgicos deben emplearse con precaución en: insuficiencia cardíaca latente, bloqueo cardíaco de primer grado, angina de Prinzmetal, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, diabetes, depresión, trastornos circulatorios periféricos (enfermedad de Raynaud, claudicación intermitente) feocromocitoma, hipertiroidismo, insuficiencia renal, miastenia gravis, historia de Psoriasis.

El bloqueo beta continuado reduce el riesgo de arritmias durante la inducción y la intubación. Si se interrumpe el bloqueo beta en la preparación de la cirugía, se debe descontinuar el antagonista beta-adrenérgico al menos 24 horas antes. Se debe tener precaución con el uso de ciertos anestésicos que causan depresión miocárdica. El paciente puede ser protegido frente a reacciones vagales mediante administración intravenosa de atropina.

Cuando se conduzcan vehículos o se manejen maquinarias, los pacientes deben tener en cuenta que ocasionalmente pueden aparecer mareos y fatigas.

Efectos secundarios de nebivolol

Estreñimiento, náuseas, diarrea, cefalea, vértigo, parestesias, disnea, cansancio.

¿Qué pasa si tomo doble dosis de nebivolol?

El medicamento debe ser administrado cada 24 horas a la misma hora, en caso de tomar más de la dosis indicada, se puede observarse disminución de la frecuencia del corazón, hipotensión, mareos o dificultad para respirar, en ese caso debe consultar a su médico tratante.

¿Cómo dejar de tomar nebivolol?

En caso de precisar la retirada, deberá realizarse gradualmente como lo indique su médico tratante, para que una suspensión brusca no desencadene un síndrome de retirada (HTA de rebote, infarto agudo al miocardio, angina o muerte súbita, aunque es menos frecuente con fármacos de larga duración de acción).(5)

¿Cuánto se demora en hacer efecto el nebivolol?

Su efecto hipotensor se alcanza después de 1 a 2 semanas de tratamiento, aunque en algunos pacientes se observa a las 4 semanas

Evita la automedicación

Sugerimos no automedicarse y consultar previamente a su médico acerca de cualquier inquietud relacionada con la información de productos o fármacos que aquí se mencionen, ya que este contenido no sustituye en ningún momento la visita al especialista.

¿Cómo es vivir con insuficiencia cardíaca?

Ansiedad, depresión y hostilidad, imposibilidad para ciertas actividades de rutina, afectación de la interacción social y familiar, reducción en la actividad y satisfacción sexual, estas y otras limitaciones describen la vida de una persona con insuficiencia cardíaca. Una condición que afecta profundamente la vida personal de los enfermos y sus familiares, llevándolos a importantes dificultades en sus actividades cotidianas sobre todo cuando los síntomas empeoran. Tan solo peinarse implica un esfuerzo, subir escaleras es inimaginable.

Aproximadamente 1 de cada 5 personas desarrollará insuficiencia cardíaca en algún momento de su vida

La insuficiencia cardíaca (IC) es una afección que produce debilidad, en la que el corazón no puede bombear suficiente sangre al organismo. Al  no poder llegar sangre efectivamente a los tejidos y órganos, estos funcionan con poca cantidad de oxigeno lo cual hará que los síntomas aparezcan y la energía disminuya.

La IC se asocia a daño en el corazón,  de su estructura y función  con el paso del tiempo, luego de haber padecido hipertensión arterial por varios años sin estar bien controlada, tras un episodio de infarto o por otras enfermedades que pueden afectar a este órgano.

La insuficiencia cardíaca puede progresar y empeorar lentamente, y esto dependerá de la causa que lo haya ocasionado y del cumplimiento del tratamiento para esta enfermedad. 

¿Además de debilidad, qué otros síntomas produce la insuficiencia cardíaca?

Dificultad para respirar: tanto después de alguna actividad física, por muy sencilla que sea, como en reposo (sobre todo al estar acostado). Esto se debe a una mala distribución de los líquidos en el cuerpo, el cual se acumula en los pulmones. Es el síntoma principal que produce gran limitación.

Hinchazón o edema: en pies, tobillos, abdomen y zona lumbar debido a la acumulación de líquido en todo el organismo provocando un aumento de peso.

Fatiga: por el poco flujo en la circulación de sangre oxigenada por un corazón débil,  provocando una sensación de cansancio o poca energía.

Latidos rápidos y palpitaciones: pueden estar presentes en esta condición, debido a un corazón que esta acelerado o late de manera irregular, ya que busca compensar su menor capacidad de bombear sangre.

Tos nocturna: ocasionado por la acumulación de líquido en los pulmones.

Pérdida de apetito: además de estar relacionado con la debilidad, este síntoma se debe a que en las paredes del sistema digestivo también puede acumularse líquido y su función estar disminuido.

Caquexia o pérdida de peso: se debe a la degradación del tejido adiposo, y masa muscular, asociada al poco oxigeno que se encuentra en los tejidos.

Causas de insuficiencia cardíaca

La insuficiencia cardíaca se produce cuando el músculo del corazón ha resultado dañado. Esto ocurre luego de un infarto u otra cardiopatía, por el daño a largo plazo a causa de la diabetes, la tensión arterial elevada o el consumo excesivo de alcohol y drogas. En la mayoría de casos, no tiene una única causa por lo cual una o varias de estas condiciones puede inducir la aparición de una insuficiencia cardíaca:

  • Arteriopatía coronaria, o enfermedad de las arterias del corazón
  • Hipertensión.
  • Cardiopatía congénita
  • Válvulas del corazón dañadas (valvulopatías)
  • Arritmias
  • Enfermedades respiratorias
  • Anemia grave
  • Hipertiroidismo
  • Efecto tóxico del alcohol o drogas
  • Ciertas infecciones virales

¿Qué enfermedades pueden aparecer junto a una insuficiencia cardíaca?

Existen diferentes patologías que pueden aparecer en conjunto con una insuficiencia cardíaca y las tres primeras que más se asocian son:

  • Hipertensión arterial: sobre todo cuando esta no está bien controlada.
  • Colesterol y triglicéridos elevados
  • Diabetes Mellitus

Otras condiciones de salud también pueden estar asociadas a insuficiencia cardíaca: enfermedad de las arterias periféricas (de miembros inferiores), insuficiencia renal, anemia, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), enfermedad cerebrovascular, cáncer y demencia.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

El principal elemento para sospechar es la presencia de síntomas y signos, como los mencionados inicialmente.

Mediante el examen médico y el análisis de los síntomas, se hará un plan para confirmar el diagnóstico el cual estará complementado por estudios de laboratorios radiológicos y otros.

Al determinar las cifras tensionales, valores de glicemia y lípidos en sangre se orientara a una causa probablemente de larga evolución. 

Con un electrocardiograma se confirmará o no la presencia de arritmias cardíacas u otras condiciones asociadas.

Y el examen imprescindible para concretar el diagnóstico de insuficiencia cardiaca es el ecocardiograma, el cual evaluará las paredes del corazón, las válvulas cardíacas y aportara un dato muy importante conocido como fracción de eyección  (FE) que se expresa en %, el cual refleja el nivel de funcionamiento del corazón. Cuando se habla de una FE menor a 35% esto puede traducir que el corazón está trabajando al 35% de su capacidad. Los límites de normalidad en cuanto a este valor pueden variar según las condiciones de cada persona.  

¿Cómo evitar la insuficiencia cardíaca?

Para nadie es un secreto que la salud se sostiene en  4 elementos fundamentales:

  1. Alimentación saludable
  2. Actividad física rutinaria
  3. Evitar hábitos tóxicos
  4. Control adecuado de las condiciones de salud

Se  sabe que la insuficiencia cardíaca tiene una relación más estrecha a condiciones de salud específicas, como las mencionadas anteriormente, y es por eso que el control precoz, oportuno, y constate de estas enfermedades es la clave para evitar daños que lleven a esta condición o a un agravamiento de la misma.

Si tu diagnóstico es insuficiencia cardíaca o padeces de enfermedades como hipertensión arterial, diabetes o dislipidemias, el control médico a tiempo te alejara de una salud con límites.

Referencias Bibliográficas

1.-Pérez O. Puesta al día en cardiología. Principales mensajes de las Guías de hipertensión arterial ISH en el 2020. Sociedad Colombiana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular. Boletín N° 144. https://scc.org.co/boletin-no-144-principales-mensajes-de-las-guias-de-hipertension-arterial-de-la-ish-en-el-2020/

2.- Ramos MV. Hipertensión arterial: Novedades de las Guías 2018. Revista Uruguaya de Cardiología. 2019; 34: 53-60. doi: 10.29277/cardio.34.1.10. www.scielo.edu.uy/pdf/ruc/v34n1/1688-0420-ruc-34-01-131.pdf 

3.- WHO Guidelines for the pharmacological treatment of hypertension in adults. 2021 https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/344424/9789240033986-eng.pdf

4.- Instituto de Evaluación Tecnológica en Salud. Evaluación de efectividad y seguridad de beta bloqueadores en pacientes con hipertensión arterial e insuficiencia cardiaca. 2014 https://docs.bvsalud.org/biblioref/2017/07/847225/reporte-betabloqueadores-23072014.pdf

5.- Comité Editorial de las Áreas 1, 2, 3, 5 y 7 de Atención Primaria. Servicio Madrileño de Salud. Controversias en el tratamiento de la HTA: ¿Son los betabloqueantes de primera elección? Notas Farmacoterapéuticas 2007; 14 (9): 29-36. https://nanopdf.com/download/son-los-betabloqueantes-de-primera-eleccion_pdf

Scroll Up