fbpx

Menú

Según la Guía ESC/ESH 2018 sobre el diagnóstico y tratamiento de la hipertensión arterial, en Europa los valores a considerar para cada grado de hipertensión son:

Hipertensión grado 1: 

Presión sistólica 140-159 mmHg
Presión diastólica90-99 mmHg

Hipertensión grado 2:

Presión sistólica 160-179 mmHg
Presión diastólica100-109 mmHg

Hipertensión grado 3:

Presión sistólica mayor o igual a 180 mmHg
Presión diastólicamayor o igual a 110 mmHg

Según las nuevas pautas para la presión arterial, fijadas por la Asociación Americana del Corazón y el Colegio Americanos de Cardiología en 2017, basadas en una investigación realizada por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI) la clasificación de la hipertensión arterial en Estados Unidos es:

Hipertensión arterial:

Presión sistólica 120-129 mmHg
Presión diastólicamenor de 80 mmHg

Hipertensión fase 1:

Presión sistólica 130-139 mmHg
Presión diastólica80-89 mmHg

Hipertensión fase 2:

Presión sistólica mayor o igual a 140 mmHg
Presión diastólicamayor o igual a 90 mmHg

Una de las investigaciones que dieron origen a estas nuevas pautas es el estudio SPRINT (intervención para reducir la presión arterial sistólica).

El estudio incluyó a 9300 adultos mayores de 50 años con riesgo de enfermedad del corazón en todos los Estados Unidos.

La conclusión: si se logra reducir la presión arterial a 120 mmHg (en lugar de 140 mmHg), la tasa de problemas cardíacos disminuye un 25% y el riesgo general de muerte disminuye un 27%

Componentes de la presión arterial

La presión arterial se compone de 2 números que muestran los resultados de la presión sistólica y la presión diastólica.

  • La presión sistólica: es la presión cuando los ventrículos bombean sangre fuera del corazón, hacía las paredes de las arterias (corazón late).
  • La presión diastólica: es la presión entre latidos cuando el corazón se está llenando de sangre (corazón en reposo).

Para medir los valores de presión sanguínea, en milímetros de mercurio (mmHg), se utiliza un esfingomanómetro o tensiómetro. 

La banda o brazalete del tensiómetro se coloca alrededor de la parte superior del brazo y se infla (se aprieta) en forma manual o automática, según el aparato que se use, para detener el flujo de sangre a la arteria. 

A medida que se desinfla esta banda, el médico escucha el bombeo de sangre a la arteria a través del estetoscopio. Si se trata de un aparato digital, se muestran directamente los resultados en la pantalla.

  • El valor superior o primer valor corresponde a la medición de presión sistólica.
  • El valor inferior o segundo valor corresponde a la medición de presión diastólica.

Se escribe como la lectura de la presión sistólica sobre la lectura de la presión diastólica, por ejemplo, 120/80 mmHg.

Clasificación y grados de la presión arterial

Categoría de Presión ArterialPresión sistólicaPresión diastólica
Normalmenor de 120 mmHgmenor de 80 mmHg
Presión arterial alta sin factores de riesgo cardiaco 140 mmHg o mayor90 mmHg o mayor
Presión arterial alta con factores de riesgo cardiaco130 mmHg o mayor80 mmHg o mayor
Presión arterial altamente peligrosa180 mmHg o mayor120 mmHg o mayor

Para poner foco en la hipertensión arterial (HTA) o presión arterial alta del cuadro anterior vamos a definirla.

La hipertensión arterial es una elevación continuada de la presión en las arterias. Es una enfermedad silenciosa porque en la mayoría de los casos no presenta síntomas. Reduce un gran número de complicaciones en el cerebro, corazón, grandes arterias y riñón afectando la esperanza y calidad de vida de los pacientes.

Ciertos síntomas como dolor de cabeza, hemorragias nasales, mareo, rubor facial y cansancio son amplia pero erróneamente asociados a la hipertensión arterial.

Los síntomas aparecen en casos donde la hipertensión arterial no ha sido diagnosticada o no ha sido controlada y ya ha provocado graves problemas de salud como:

  • Aneurisma.
  • Accidente cerebro vascular.
  • Enfermedad renal crónica.
  • Daños oculares.
  • Ataque al corazón.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Enfermedad arterial periférica o enfermedad de la arteria carótida.
  • Demencia vascular.

Sus grados son:

  • Hipertensión grado 1: valor superior oscila entre 130 y 139 mmHg y el valor inferior entre 80 y 89 mmHg.
  • Hipertensión grado 2: valor superior es igual o mayor a 140 mmHg y el valor inferior es igual o mayor a 90 mmHg.

Tipos de Hipertensión Arterial según la causa 

  • Primaria o esencial: es el tipo más común. Se puede deber a una combinación de diversas alteraciones producidas en el corazón y en los vasos sanguíneos. Entre el 85 y 95% de las personas con hipertensión derivan de hipertensión primaria.
  • Secundaria: es causada por otra condición médica o por el uso de sustancias y medicamentos. Debe mejorar al tratar la causa originaria o al dejar de ingerir los medicamentos y sustancias que la provocan. Entre el 5 y 15% de las personas que padecen hipertensión son producto de hipertensión secundaria, por causas como:

Trastorno renal:

  • Lesión renal por inflamación.
  • Estenosis de la arteria renal.
  • Infección renal (pielonefritis).
  • Tumores renales.
  • Radioterapia que afecta un riñón. 

Trastornos hormonales:

  • Hiperaldosteronismo.
  • Síndrome de Cushing.
  • Hipertiroidismo.
  • Feocromocitoma.

Fármacos y sustancias:

  • Alcohol.
  • Drogas estimulantes (anfetaminas y cocaína) 
  • Corticosteroides.
  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINE).
  • Anticonceptivos.
  • Simpaticomiméticos (pseudoefedrina y fenilefrina).

Otros:

  • Coartación de la aorta.
  • Preeclampsia.
  • Porfiria intermitente aguda.
  • Envenenamiento por plomo.

Factores contribuyentes:

  • Obesidad.
  • Estilo de vida sedentario.
  • Cigarrillo.
  • Abuso de alcohol. 
  • Exceso de sodio.
  • Apnea del sueño.
  • Estrés.

La hipertensión arterial, en muchos casos, está asociada a factores intrínsecos, que no se pueden cambiar ni evitar como, por ejemplo:

  • Edad: la probabilidad de padecer HTA aumenta a medida que la persona va envejeciendo.
  • Género: antes de los 55 años de edad, los hombres tienen mayor riesgo de padecerla mientras que en las mujeres el desencadenante suele ser la menopausia.
  • Historia familiar: la HTA tiende a ser congénita.
  • Raza: los afroamericanos son el grupo poblacional con mayor riesgo de sufrir HTA.

Diagnóstico de la hipertensión arterial

Para diagnosticar la presión arterial alta o hipertensión arterial, el médico examina y hace preguntas sobre los antecedentes médicos, los factores de riesgo y los síntomas del paciente. 

En la consulta escucha el corazón a través del estetoscopio y comprueba los valores de tensión arterial.

Antes de hacer el diagnóstico lo ideal es tomar 2 o más mediciones de presión en citas médicas diferentes.

Se recomienda complementar las mediciones de la consulta con mediciones de presión arterial fuera de la consulta, ya sea monitoreo ambulatorio (farmacias) o autocontroles domiciliarios para confirmar el diagnóstico.

La presión arterial puede mostrar un aumento en el consultorio por el estrés que genera en algunas personas ir al médico: hipertensión de la bata blanca.

Para conseguir una correcta lectura de la presión arterial se recomienda:

  • No haga ejercicios, no tome café ni alcohol y no fume 30 minutos antes de la prueba.
  • Vaya al baño antes de la prueba.
  • Permanezca en reposo (sentado y relajado) 5 minutos antes de la prueba.
  • Durante la medición mantenga los pies bien apoyados en el piso y el brazo apoyado sobre una mesa para que tenga soporte y quede a nivel del corazón.
  • No hable durante la medición. 
  • Para verificar la lectura de la presión arterial cambie de posición (acostado) y de brazo.

Pruebas complementarias

  • Control ambulatorio: para comprobar la presión arterial en intervalos regulares se usa el holter de presión arterial, también denominado MAPA (monitorización ambulatoria de la presión arterial). Es un dispositivo que se coloca al paciente con el objetivo de medir los niveles de su presión arterial durante un periodo determinado de tiempo (6-24 horas).
  • Pruebas de laboratorio: se indican análisis de sangre y orina para comprobar las afecciones que puedan causar y/o empeorar la hipertensión arterial.
  • Electrocardiograma: se usa para medir la actividad eléctrica del corazón y determinar si late rápida o lentamente.
  • Ecocardiograma: muestra imágenes detalladas del corazón al latir y la circulación de la sangre a través del corazón y de las válvulas cardíacas.

Tratamientos para la hipertensión arterial

Para algunos casos según la indicación médica, es suficiente con hacer cambios en el estilo de vida:

  • Seguir una dieta saludable para el corazón, guiada por un nutricionista o el plan de alimentación DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension).
  • Reducir el consumo de sal.
  • Hacer actividad física con regularidad.
  • Bajar de peso si es necesario o mantener un peso saludable.
  • Limitar el consumo de alcohol.
  • No fumar.
  • Dormir entre 7 y 9 horas diarias.
  • Controlar el estrés y aprender a enfrentar los problemas mejora la salud integral. Se pueden usar técnicas de relajación, ayuda terapéutica y grupos de apoyo.

Si no son suficientes los cambios en el estilo de vida es posible que el médico recete medicamentos para la hipertensión arterial, tomando en cuenta el cuadro general del paciente y los efectos secundarios de la medicación.

Según el efecto de los medicamentos pueden ser:

  • Los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) para evitar que los vasos sanguíneos se estrechen demasiado.
  • Los bloqueadores de los receptores de angiotensina II (BRA II) que bloquean la formación de una sustancia que estrecha los vasos sanguíneos.
  • Los bloqueadores de los canales de calcio que evitan que el calcio ingrese a las células musculares del corazón y a los vasos sanguíneos para permitir que estos se relajen.
  • Los diuréticos para eliminar el agua y el sodio (sal) extra del cuerpo y reducen la cantidad de líquido en la sangre. Suelen usarse en combinación con otro medicamentos para la presión arterial alta.
  • Los betabloqueantes ayudan al corazón a latir más lentamente y con menos fuerza por lo que bombea menos sangre a los vasos sanguíneos.

  • Según la OPS (Organización Panamericana de la Salud):
    • La presión arterial igual o por encima de 140/90 mmHg es hipertensión arterial.
    • La hipertensión arterial es el principal factor de riesgo para sufrir una enfermedad cardiovascular.
    • Las enfermedades cardiovasculares son responsables del 30% de las muertes en la mayoría de los países de América.