Si usted pertenece a alguno de los siguientes grupos, tome sus precauciones para incrementar los niveles de vitamina D en su cuerpo.

  1. Niños amamantados, porque la leche materna no tiene suficiente vitamina D. Por lo tanto, los bebés amamantados deben recibir 400 UI de vitamina D.
  2. Adultos mayores, porque ya su piel no produce suficiente vitamina D y además suelen presentar problemas de absorción intestinal.
  3. Personas de piel oscura, porque tienen un protector natural contra la radiación del sol, la melanina, lo cual reduce su capacidad de sintetizar vitamina D.
  4. Personas con enfermedades intestinales que reduzcan la absorción de vitamina D: Celíacos, con enfermedades inflamatorias intestinales, bypass gástrico, etc.
  5. Personas obesas, la vitamina D tiende a almacenarse en el tejido graso.
  6. Personas con osteoporosis.
  7. Personas con problemas renales o hepáticos, porque no pueden convertir la vitamina D a su forma activa.
  8. Personas con hiperparatiroidismo, exceso de una hormona que ayuda a regular el calcio y fosforo en la sangre.
  9. Personas que ingieren medicamentos que interfieren con la vitamina D: anticonvulsivantes, esteroides, medicamentos que interfieren con los ácidos biliares (colestiramina), entre otros.

Si necesita más información sobre la vitamina D y nuestro suplemento Farma D®, lo invitamos a que haga clic aquí.

 

Si tienes otras preguntas al respecto no dudes en contactarnos