¿Por qué son consideradas una pandemia?

Según la Real Academia Española (RAE) se considera pandemia a una enfermedad que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región. En marzo del 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS), en vista de la rápida propagación y expansión del covid-19, donde para febrero de ese año se habían confirmado más de dos millones de casos positivos y más de ciento cincuenta defunciones en todo el mundo, declara al Covid-19 como la pandemia del siglo XXI. Esto conllevo a cierres de fronteras, no movilización de población, confinamiento y medidas de extrema seguridad para evitar mayor propagación. Para abril de 2022, el covid -19, afectó más de 200 millones de personas y produjo dos millones de defunciones. En Venezuela para el 15 de abril 2022, se han registrado 521.946 casos y 5.700 muertes.

Si analizamos la progresión de la diabetes en las últimas décadas, para el año 1995 la OMS reportó 135 millones de casos de diabetes, y para el año 2014, rompiendo todos los pronósticos, las cifras habían alcanzado más de 350 millones y se estima que para el año 2035 más de 600 personas estén afectados, lo que cambia la prevalencia de 8.3 % a 13 %. Con una mayor incidencia en los países de bajos recursos económicos.

Las tasas de mortalidad de la diabetes cada día son más alarmantes, para el último reporte de la OMS, cuatro millones de personas mueren al año como consecuencia de la diabetes, y es que esta se relaciona directamente con las principales causas de muerte como son la enfermedad cardiovascular y la enfermedad renal terminal.

En Venezuela según los resultados del estudio EVESCAM, publicado en el año 2017 por la Sociedad Venezolana de Medicina Interna, dictaminó que la prevalencia de la diabetes fue de 12.3 %.

Si bien es cierto que las cifras son altas, la otra cara de la moneda es que el 50 % de los casos no están diagnosticados, así que existe un gran grupo de individuos que estas asintomáticos pero son diabéticos y esta condición puede estar afectando todos sus órganos.

Qué relación existe entre el covid-19 y la diabetes?

En marzo del 2020 fue decretado por (OMS) la pandemia del Covid-19, enfermedad que se caracteriza por un cuadro respiratorio agudo asociado a pérdida del olfato, del gusto y alteraciones hemo-vasculares en los casos más graves. Dentro de los factores asociados a severidad del covid-19 se encuentra la hipertensión arterial, la obesidad y la diabetes.

En los primeros reportes de esta enfermedad, se dio a conocer que la incidencia de covid-19 en pacientes con diabetes era elevada. Si bien es cierto, los pacientes diabéticos no tienen más riesgo de contraer el covid-19 que un individuo no diabético; la diabetes es un factor de riesgo para morbi-mortalidad; así, un paciente diabético se puede presentar con mayor severidad del covid-19 y tener más complicaciones que ameriten hospitalización en una unidad de cuidados intensivos y tener mayor riesgo de mortalidad.

El mal control metabólico en un paciente diabético, lo que equivale a un estado de hiperglucemia persistente, favorece un estado inflamatorio que afecte al sistema inmunológico y condiciona mayor severidad del covid-19. El virus SARS CoV2, tiene predilección por los órganos cuyas células tienen receptores de la enzima convertidora de angiotensina 2 (ECA 2), dicho receptor es reconocido por una proteína del virus llamada “espiga”, cuya unión permita la entrada del virus a la célula. De esta manera, el virus del covid-19, entra a las diferentes células del cuerpo humano, especialmente a las células del sistema respiratorio y el sistema nervioso; así como también, a las células alfa y beta de los islotes pancreáticos, donde se producen glucagón e insulina respetivamente, hormonas que regulan el control glucémico. De esta manera, un paciente diabético en mal control metabólico tiene mayor riesgo de severidad del covid19 y a su vez, la carga viral elevada a nivel del páncreas condiciona alteración de la secreción de insulina agravando la evolución de la enfermedad. Por otra parte, el estado inflamatorio periférico, producto de la estimulación del sistema inmune, favorece a mayor resistencia insulínica y por ende a mayor hiperglucemia.

Se puede desarrollar diabetes después del Covid-19?

El Covid-19 no es solo un cuadro respiratorio, el SARS-CoV2, es capaz de entrar a los diferentes órganos y condicionar un estado inflamatorio que altera todos los sistemas, ese proceso inflamatorio es persistente después que pasa el cuadro agudo; así la mayoría de los pacientes presentan cuadros clínicos condicionados por esa alteración mucho después de pasar la fase aguda, denominada estado post covid-19. En este sentido, pacientes que ha desarrollado el covid-19, tienen un riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, posterior a la infección.  

El virus SARS Co2 entra a las células beta de los islotes pancreáticos, a través del receptor ECA2, de esa manera produce un cuadro inflamatorio intracelular, condicionando una tormenta de citoquinas, dentro de las cuales se encuentran la interleuquina 6, interleuquina 1, factor de necrosis tumoral alfa, entre otras; esto conlleva a un estado inflamatorio intracelular, disfunción de las células betas pancreáticas, y por ende a una alteración de la secreción de insulina. Por otra parte, se considera que la activación del sistema inmune por el SARS Cov-2, pueda inducir una respuesta humoral, que favorezca la destrucción de las células beta. Se han reportado algunos casos de diabetes tipo 1, la cual se presenta por destrucción inmunológica de los islotes pancreáticos, posterior al cuadro agudo de Covid-19.

Sumado a la alteración de la secreción de insulina por las células beta y a la destrucción de estas, el estado inflamatorio y el estrés al que es sometido el organismo por la infección viral hace que aumente todas las hormonas contra reguladoras a la insulina, como los glucocorticoides y las catecolaminas, que favorecen un estado de resistencia insulínica y agravan el control metabólico.  De esta manera, el paciente en un estado post covid-19 puede desarrollar diabetes, la cual puede ser transitoria o persistente, dependiendo de los factores de riesgo que presente cada individuo y del daño ocurrido a nivel pancreático.

Como sospechar la presencia de diabetes post Covid-19?

Un alto porcentaje de los pacientes que cursan con Covid-19 se recuperan en varias semanas, sin embargo, algunas de ellas persisten presentando síntomas por un tiempo; esto debido al estado inflamatorio residual y a la actividad del sistema inmunológico, lo cual es considerado como un Covid persistente o un síndrome post Covid19. En algunos de estos pacientes el estado inflamatorio del páncreas persiste y condiciona niveles elevados de glucemia que clínicamente se manifiestan como una diabetes transitoria o permanente, lo cual puede estar condicionado por los factores de riesgo que tenga cada individuo.

Los pacientes deben estar alertas de presentar síntomas característicos de diabetes. El estado de hiperglucemia por encima del umbral renal, hace que el paciente aumente si volumen urinario, lo cual se manifiesta como poliuria y nicturia; así el paciente observa que su volumen de orina es mayor y que acude con más frecuencia al baño a orinar; por otra parte, esa pérdida de liquido en el organismo, aumenta la osmolaridad sanguínea y estimula los centros hipotalámicos de la sed, esto hace que el paciente tome más líquido de lo habitual, lo cual se conoce clínicamente como polidipsia.

La no utilización de la glucosa por las células hace que se activen los mecanismos catabólicos y esto condiciona pérdida de proteínas y grasas lo que dificulta la ganancia de peso. En el paciente postcovid, vemos como existe una recuperación del peso perdido en la fase aguda, pero en el paciente que desarrolla una diabetes post covid, llama la atención que esto no sucede, observándose una no ganancia de peso, a pesar de aumentar las ingestas.

De tal manera, que podemos ver las características clínicas de un paciente diabético descompensado, micción excesiva y frecuente (poliuria), sed excesiva que conlleva a ingerir abundante líquido (polidipsia), mucha hambre y ansiedad de comer (polifagia) y no ganancia de peso y/o pérdida de peso.

Además de estos síntomas clave de la diabetes, el paciente puede presentar visión borrosa, pérdida del estado de alerta, curación lenta de las heridas y fatiga extrema.

Si el paciente presenta estos síntomas es necesario que acuda a su médico de confianza para la realización de los exámenes pertinentes para corroborar el diagnóstico y recibir el tratamiento pertinente.