fbpx

Menú

Las altas temperaturas pueden plantear desafíos adicionales para las personas con diabetes. El calor puede afectar el control de la glucosa en sangre y con ello el tratamiento general de la diabetes. Por esta razón es fundamental comprender cómo manejar la diabetes ante este tipo de situaciones.

Las personas con neuropatía diabética tienen una mayor sensibilidad al calor. Esto se debe a que ciertas complicaciones derivadas de esta enfermedad, como el daño a los nervios y vasos sanguíneos, afectan la regulación de la temperatura corporal. Esto hace que en ante las altas temperaturas, el cuerpo no pueda enfriarse con la misma rapidez que una persona sana, lo cual puede traer como consecuencias una mayor predisposición a sufrir golpes de calor.

Además, el calor puede generar deshidratación, lo que puede tener consecuencias serias en pacientes diabéticos.

Hidratación y diabetes durante el calor

Una de las principales consecuencias de los días calurosos es la predisposición para la deshidratación, que puede agravar los problemas de glucosa en sangre de quienes padecen diabetes. La deshidratación puede hacer que los niveles de azúcar en sangre se eleven, así que para evitar esto, es necesario considerar ciertas medidas:

  • Beber agua regularmente: llevar una botella de agua y establecer recordatorios para beber puede ayudar a mantenerse hidratado.
  • Evitar bebidas azucaradas: en momentos de calor, parece razonable tomar bebidas con azúcar para saciar la sed, pero las bebidas azucaradas como refrescos y jugos pueden elevar la glucosa en sangre, causando problemas a quienes padecen de diabetes. Si no es posible tomar agua, las infusiones frías (como el té helado sin azúcar) o el agua con limón pueden funcionar para evitar la deshidratación.
  • Monitorear la glucosa con frecuencia: controlar tus niveles de glucosa en sangre más a menudo de lo habitual en climas cálidos permite ajustar el tratamiento en caso de ser necesario.

Actividad física y altas temperaturas

El verano a menudo invita a la actividad al aire libre, pero para las personas con diabetes, es importante tomar precauciones adicionales para mantenerse seguras.

  • Usar protección solar: antes de salir de casa es importante aplicar protector solar para evitar quemaduras, ya que estas pueden afectar los niveles de glucosa.
  • Vestir ropa adecuada: vestir ropa ligera y de manga larga, usar sombreros o gorras y buscar sombra cuando sea posible. También es importante evitar estar descalzo.
  • Planificación de las actividades: evitar salir o estar activo durante las horas de mayor temperatura. Es mejor usar las primeras horas de la mañana o esperar hasta el atardecer.
  • Prepararse para posibles emergencias: se recomienda tener a la mano los medicamentos de uso diario para el control de la diabetes, así como alimentos que puedan ayudar a la recuperación en caso de hipoglicemia.
  • Evitar la humedad: cuando sudamos, la evaporación del sudor ayuda a que el organismo autorregule su temperatura, lo cual ayuda a sentirnos más frescos. Pero si hay humedad, el sudor no se evapora tan rápido, lo cual aumenta la temperatura corporal e influye en los procesos de producción de la insulina, lo que puede resultar peligroso para los pacientes con diabetes.

El calor y los medicamentos para la diabetes

Además del cuerpo humano, los medicamentos y los equipos para controlar la diabetes también sufren los embates de las altas temperaturas. Por eso es necesario:

  • Llevar los medicamentos y suministros refrigerados: no se debe aplicar agua fría o hielo directamente sobre los medicamentos. Deben estar en una nevera o contenedor portátil que los mantenga fríos. En estos casos es fundamental mantener la cadena de frío.
  • Alejar los medicamentos y suministros del calor directo: no se deben dejar en el carro, bajo la luz directa del sol o sobre la arena de la playa.

Fuente:

  1. Managing Diabetes in the Heat [Internet]. Center for Disease Control and Prevention; [Actualización: 2022]. Disponible en: https://www.cdc.gov/diabetes/library/features/manage-diabetes-heat.html