En este artículo abordaremos el tema del aumento preocupante de los jóvenes con diabetes.

La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza porque el organismo no es capaz de regular los niveles de azúcar en la sangre de manera adecuada. A las personas que presentan diabetes se les conoce como diabéticos. Existen dos razones principales por las que ocurre la diabetes:

  1. La hormona encargada de facilitar la disminución del azúcar o glucosa en la sangre, llamada insulina, no se produce adecuadamente.
  2. Los tejidos corporales no responden a la insulina, por lo tanto, aunque ella esté presente, falla en reducir la glucosa. Con el tiempo comienza a disminuir la producción de insulina, empeorando la situación de las personas enfermas.

¿Qué está pasando últimamente?

En la década de los 80 la diabetes afectaba a casi 108 millones de personas  en el mundo (1). Como casi 90% de ellos habían desarrollado diabetes a lo largo de su vida por fallas en la respuesta de los tejidos a la insulina (diabetes tipo 2), entonces, la mayoría eran adultos mayores de 40 años. Para el año 2015, la diabetes está presente en más de 422 millones de personas. Además, se ha observado un preocupante incremento de jóvenes entre 10 y 20 años con diabetes tipo 2. El crecimiento de la diabetes como problema de salud afecta a todos los países. En Venezuela, un estudio respaldado por la Sociedad Venezolana de Medicina Interna ha reportado que la diabetes afecta a 11% de los venezolanos y casi 35% está en riesgo de padecerla.

¿Qué órganos son afectados por la diabetes?

La elevación permanente de azúcar en la sangre provoca daños a varios tejidos del cuerpo, especialmente a los vasos sanguíneos y al corazón, incrementando el riesgo de padecer infartos, por lo cual se considera que la diabetes es una enfermedad cardiovascular.

Otros órganos especialmente afectados son los riñones. Esto provoca que la diabetes sea la segunda causa de daño renal permanente, después de la hipertensión arterial. La diabetes también afecta la visión, provocando ceguera;  el tejido nervioso, con alteraciones de la sensibilidad; y los vasos que llevan sangre a las extremidades, comprometiendo el flujo adecuado de sangre a las piernas, es así como la diabetes también es la primera causa de amputaciones no provocadas por accidentes.

Aunque estas complicaciones aparecerán gradualmente en los diabéticos que no tengan un control adecuado, en las personas jóvenes dichas alteraciones son peores.

Mientras más joven se es cuando aparece la diabetes, más tiempo se vive con glucosa elevada en la sangre.

La presencia de diabetes entre los adolescentes y los adultos jóvenes aumenta su exposición a la glucosa elevada por más tiempo a lo largo de la vida. Teniendo en consideración que el organismo no ha tenido tiempo de adaptarse a algunas situaciones, entonces los daños comienzan más temprano.

Las complicaciones que antes veíamos en adultos mayores de 60 años, quienes comenzaron a presentar diabetes a los 40, ahora las veremos en adultos entre 30 y 40 años de edad.

En comparación con los adultos mayores, los diabéticos jóvenes  pueden ser menos conscientes de la gravedad del problema. Esto puede conducir a un mal manejo de todos los factores de riesgo que se relacionan con la enfermedad.

Cinco consecuencias de ser diabéticos desde la juventud

  • Comportamiento más agresivo de la enfermedad, con mayor propensión de llegar a requerir insulina más temprano que los diabéticos mayores (2)
  • Aumenta el riesgo de sufrir del corazón antes de los 40 años
  • Se incrementa la probabilidad de daño renal con necesidad de diálisis
  • Discapacidades por ceguera, amputaciones o daño nervioso siendo jóvenes
  • Disminución de la esperanza de vida.

Un estudio reciente reveló que los adultos jóvenes con diabetes tienen un peor nivel de riesgo cardíaco y metabólico que los jóvenes sin diabetes, presentando casi el doble de probabilidades de tener obesidad, lípidos elevados (colesterol y triglicéridos) e hipertensión. Además suelen realizar menos actividad física y tienden a tener dietas menos saludables (3) .

La diabetes ha sido establecida como una de las mayores epidemias mundiales, y junto a la hipertensión arterial causa más muertos que las guerras actuales. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha tomado parte y ofrece informes con una visión general de la enfermedad y las intervenciones disponibles para prevenirla y tratarla. Además sugiere recomendaciones para los gobiernos, las personas y la sociedad civil.

Uno de los principales enfoques es atacar el problema de sobrepeso y obesidad, que están vinculados a la aparición de diabetes tipo 2. Para ello, la OMS recomienda fomentar la dieta saludable y la actividad física regular.

¿Quieres conocer más sobre alternativas de tratamiento?

¿Deseas más información sobre el tema?