fbpx

Menú

La depresión es una condición de salud mental que afecta a millones de personas en todo el mundo. Caracterizada por una profunda sensación de tristeza, pérdida de interés en actividades cotidianas y cambios en el apetito y el sueño, la depresión es una carga pesada para quienes la padecen. Sin embargo, hay un aliado sorprendente en la lucha contra este enemigo invisible: el ejercicio físico.

La relación entre el ejercicio y la salud mental

El ejercicio como complemento terapéutico para combatir la depresión ha sido objeto de numerosas investigaciones.

Un ensayo controlado publicado en 2023 comparó los efectos de los antidepresivos con la terapia de carrera grupal dos veces por semana. Los resultados mostraron que correr tuvo efectos similares a los de la medicación en cuanto a tasa de remisión y respuesta, sumado a los efectos en la salud física de quienes participaron en las carreras (1)

Una investigación publicada en 2018 sobre el ejercicio en  la depresión mayor señala que “Las intervenciones de ejercicio que consisten en tres sesiones por semana durante 12 a 24 semanas generalmente dan como resultado una reducción de mediana a grande en la gravedad de la depresión, medida mediante escalas de calificación de síntomas ( … ). Además, se ha descubierto que las intervenciones con ejercicios dan lugar a una probabilidad un 22 % mayor de remisión de la depresión que el tratamiento habitual” (2)

¿Cómo el ejercicio puede combatir la depresión?

¿Por qué el ejercicio es un aliado eficaz en la lucha contra la depresión? Hay varios mecanismos en juego, y si bien no hay unanimidad en el ámbito científico con respecto a cómo influye específicamente el ejercicio en la salud mental, la hipótesis más conocida es la de las endorfinas, que señala que el ejercicio físico estimula la liberación de endorfinas,

unos neurotransmisores que intervienen en el estado de ánimo y reducen la sensación de dolor. (3)

El ejercicio también desempeña un papel fundamental en la reducción del estrés, otro factor que puede contribuir a la depresión. La actividad física libera la tensión acumulada y mejora la calidad del sueño, lo que puede tener un impacto positivo en la salud mental.

 

Actividades físicas recomendadas para personas con depresión

Incorporar ciertos tipos de actividades físicas puede ser especialmente beneficioso para quienes enfrentan la depresión. Las opciones incluyen:

  • Caminatas al aire libre
  • Yoga
  • Natación
  • Entrenamiento de resistencia
  • Clases grupales

En muchos casos, la depresión hace que las personas carezcan de la energía y la motivación necesarias para hacer una actividad física. Por esta razón, se suele recomendar comenzar con una actividad que sea del agrado del paciente y en la que pueda estar al menos 30 minutos, 3 veces por semana.

Referencias

  1. Verhoeven JE; Han LKM; Lever-van Milligen BA; et al. Antidepressants or running therapy: Comparing effects on mental and physical health in patients with depression and anxiety disorders [Internet]. U.S. National Library of Medicine; [citado el 12 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/36828150/ 
  2. Belvederi Murri M, Ekkekakis P, Magagnoli M, Zampogna D, Cattedra S, Capobianco L, et al. Physical exercise in major depression: Reducing the mortality gap while improving clinical outcomes [Internet]. U.S. National Library of Medicine; 2019 [citado el 12 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6335323/ 
  3. Craft LL, Perna FM. The benefits of exercise for the clinically depressed [Internet]. U.S. National Library of Medicine; 2004 [citado el 12 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC474733/#i1523-5998-6-3-104-b37