Realizar frecuentemente una actividad física o practicar algún deporte ayuda a una persona en numerosos aspectos que mejoran su salud y en consecuencia su calidad de vida; además influye de forma positiva en su aptitud física, resistencia, su sistema cardiovascular e inmunológico.

En esta oportunidad queremos mostrarte cómo el ejercicio físico puede ayudarte a mejorar no solo tu imagen, sino los numerosos beneficios que el deporte brinda para tu salud mental y emocional.

Actividad física y deportiva para la buena salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe la actividad física como cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos que exija gasto de energía.

Como ya hemos mencionado, practicar deporte es esencial para mantener un buen estado de salud. Bien sea correr, nadar, escalar, caminar o hacer yoga, el practicar alguna actividad física te ayudará a mantenerte saludable física y mentalmente.

Cuando practicamos un deporte, nuestro cuerpo produce unos neurotransmisores, conocidos como endorfinas, que poseen una gran potencia analgésica, cuyas propiedades son similares a las de la morfina. Estos neurotransmisores son los responsables de ese sentimiento de bienestar y felicidad que sentimos después del ejercicio.

El deporte ayuda a mejorar tus relaciones sociales y personales. Al realizar actividades físicas con otras personas, das paso a nuevas relaciones amistosas y sociales que pueden ser significativas en un futuro. Permitiéndote aumentar tu autoestima, autoconfianza y brindándote seguridad en ti mismo.

Realizar actividades físicas y deportivas nos ayuda a incrementar nuestra energía en general y a aumentar la capacidad de nuestro aparato locomotor.

Importancia del deporte y la actividad física para una vida saludable

Realizar cualquier deporte o actividad física general, nos hace sentir bien y a plenitud. Es allí en donde radica su importancia. ¿Por qué?, pues son las actividades físicas las que nos mantienen concentrados y enfocados en un objetivo, bien sea para aumentar la masa muscular, reducir la grasa o aumentar la resistencia. El deporte beneficia nuestra aptitud física, pero también nos ayuda a regular otros aspectos de nuestro cuerpo: hormonal, inmunológico y psicológico.

El ejercicio físico influye directamente en nuestro bienestar mental, puesto que al practicarlo reducimos el estrés y la ansiedad, prevenimos la aparición de depresión, contribuye a obtener un adecuado descanso y reduce el sentimiento de fatiga. Asimismo, el deporte nos ayuda a mejorar las capacidades cognitivas, habilidades sociales, autoconcepto y resiliencia.

Beneficios de realizar actividades físicas para la buena salud

Ya hemos visto a gran escala, cómo el deporte y la actividad física pueden influenciar positivamente nuestra salud general, al igual que hemos destacado su importancia para mantenernos saludables. En ese sentido, les compartimos una lista de los beneficios para nuestro organismo y nuestra mente, que podemos obtener al practicar algún deporte.

Para el organismo

  1. Mejora el tono muscular.
  2. Incrementa la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones.
  3. Ayuda a mantener la salud de los huesos, incrementando o manteniendo la densidad ósea.
  4. Ayuda a mantener el peso corporal.
  5. Regula la presión arterial.
  6. Favorece la circulación sanguínea.
  7. Previene las enfermedades cardiovasculares.
  8. Colabora con la eliminación del colesterol malo (LDL), favoreciendo a su vez la formación de colesterol bueno (HDL).
  9. Fortalece el sistema inmunológico.
  10. Favorece el buen funcionamiento del sistema gástrico.

Para la mente

  1. Incrementa el bienestar general.
  2. Aumenta la autoestima.
  3. Ayuda en la relajación.
  4. Reduce los niveles de depresión y ansiedad.
  5. Ayuda a gestionar el estrés y los estados de tensión.
  6. Disminuye el grado de agresividad, ira o angustia.
  7. Contribuye con la socialización.
  8. Genera valores y aptitudes positivas como el compañerismo o el espíritu de sacrificio.
  9. Aumenta el estado de alerta.
  10. Sirve de entrenamiento y ayuda para superar las adversidades.

Entonces, ¿por qué debemos realizar actividades físicas o deportivas?

La OMS nos indica que la falta de actividad física representa un factor de riesgo importante para las enfermedades no transmisibles (ENT), como los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y el cáncer. Son muchos los países en los que la actividad física va en descenso. En el ámbito mundial, el 23% de los adultos y el 81% de los adolescentes en edad escolar no se mantienen suficientemente activos.

Es entonces que, realizar actividades físicas con regularidad: caminatas, manejar bicicleta, pedalear, participar en actividades recreativas, resulta altamente beneficioso para la salud. Al aumentar la actividad física de forma relativamente sencilla a lo largo del día, las personas pueden alcanzar fácilmente los niveles de actividad recomendados.

Recuerda que al practicar deporte debes realizarlo proporcionalmente con tus posibilidades. ¿Cómo puedes hacerlo? adaptando la actividad física a tu edad, condición física, experiencia anterior, motivaciones, considerando las lesiones previas que pudieses tener y teniendo una asesoría adecuada.

¡Toma la iniciativa! Cambia tu estilo de vida y construye un mundo más saludable.

Scroll Up