fbpx

La mayoría de las veces tener acidez o pirosis, no implica que se sufre de enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).  

La acidez es la sensación de molestia o ardor quemante que se siente en la parte alta del abdomen, en el pecho detrás del esternón o en la garganta, cuando una cantidad de ácido estomacal se devuelve desde el estómago (refluye) hacia el esófago o la boca.

Cuando los episodios de acidez se hacen recurrentes y se presentan dos veces o más por semana, se acompañan de otros síntomas como tos, dolor de garganta, sensación de comida que no baja o pérdida de peso, entonces es posible que se sufra de ERGE.

¿A quiénes le da acidez?

Afecta tanto a mujeres como hombres, es tan frecuente que algunos estudios reportan que ocurre hasta en 40% de la población.

La acidez aparece de manera aislada o intermitente debido a cierto tipo de alimentos, una ingesta abundante de comida o alguna situación transitoria que nos afecte la digestión o que favorezca la relajación de la parte baja del esófago, conocida como esfínter esofágico.

Hay personas que tienen un riesgo mayor de presentar acidez:

  • Las personas con sobrepeso/obesidad, tienen más riesgo de tener episodios de acidez por reflujo intermitente, pero también de tener acidez porque desarrollan ERGE. Lo último se debe a que presentan cambios en sus órganos como un mayor tamaño del estómago o desarrollan hernias en la unión del esófago con el estómago (hernia hiatal), que debilitan el sistema que evita el reflujo de ácido.
  • Las embarazadas, suelen tener reflujo transitorio, y esto se debe a que aumenta una hormona del embarazo (la progesterona) que influye en el vaciado gástrico y los movimientos intestinales.
  • Quienes consumen alimentos fritos o ricos en grasas o comidas muy copiosas
  • Aquellos que ingieren bebidas alcohólicas en exceso
  • Los fumadores, pues algunos químicos presentes en los cigarrillos reducen la presión en la parte baja del esófago, además disminuyen la producción de sustancias que ayudan a bloquear el ácido gástrico.
  • Los que están bajo tratamiento con algunos medicamentos que puedan afectar el vaciado gástrico como los antidepresivos, algunos sedantes, antihipertensivos de la familia que bloquean los canales de calcio, entre otros medicamentos.

¿A quiénes les da ERGE?

Los factores de riesgo para desarrollar ERGE son esencialmente los mismos que para presentar reflujo intermitente, pero suelen mantenerse en el tiempo debido a que producen cambios estructurales en los mecanismos que evitan o protegen del reflujo de alimentos.

Por ejemplo, las personas con sobrepeso que desarrollan hernia hiatal entonces tendrán reflujo persistente (ERGE).

La disminución sostenida de la presión en la parte baja del esófago (esfínter) es un cambio que favorece la persistencia del problema. Algunas cirugías abdominales pueden alterar la anatomía de la parte alta del tubo digestivo, favoreciendo la aparición de ERGE.

¿Cuál es la diferencia entre tener reflujo ocasional y tener reflujo persistente o ERGE?

La acidez ocasional normalmente no se acompaña de alteraciones importantes, pero cuando existe ERGE existe una mayor probabilidad de presentar daño al esófago, la garganta e incluso al aparato respiratorio.

El reflujo gastroesofágico no es una condición trivial, debemos prestarle atención pues además de inducir inflamación persistente de la mucosa del esófago, llamada esofagitis por reflujo, este tejido se puede ulcerar o transformar a lesiones malignas: cáncer de esófago.

Además, el reflujo persistente puede afectar las vías respiratorias provocando tos crónica, cuadros similares al asma e incluso la probabilidad de que el liquido refluido llegue a los pulmones y aparezcan infecciones como neumonías.

Una diferencia muy importante es la forma de tratar una u otra condición, en el caso de la acidez por reflujo ocasional se puede controlar con cambios en el estilo de vida y con medicamentos de venta libre, pero cuando hay enfermedad por reflujo gastroesofágico se requiere tratamiento con medicamentos específicos y un control regular por el médico especialista.

Hay varias recomendaciones que se pueden seguir para evitar o reducir la acidez estomacal, las cuales puede leer dando click aquí.

¿Qué debo hacer si los episodios de reflujo se hacen recurrentes?

Si los episodios de reflujo se hacen recurrentes lo ideal es acudir al gastroenterólogo, él o ella determinará si se trata de ERGE al hacer algunas preguntas y el examen físico, pero es probable que indique una endoscopia para confirmar el diagnóstico o para ver si hay complicaciones.

También es posible que solicite otros estudios, dependiendo de lo que consiga al realizar la endoscopia.

Es importante saber que no solamente se debe acudir al gastroenterólogo si los síntomas son recurrentes, sino también si:

  • El reflujo induce vómitos
  • Aparece sangre en el vómito o en el líquido refluido
  • Dolor de garganta o dificultad para tragar
  • Dolor quemante intenso en la parte alta del abdomen o en el pecho
  • Hay perdida inexplicada de peso
  • Tos persistente o ronquera (disfonía), sobre todo en la noche
  • Cansancio o debilidad

Finalmente, es importante poner atención a lo que sentimos, cuando una molestia se haga frecuente, persistente, se acompañe de otros malestares o se presenten en personas que tienen enfermedades como diabetes, hipertensión u otras, entonces debemos pedir ayuda.

Scroll Up