Documento de La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN)

La diabetes tipo 2 (DM2) es una enfermedad compleja que se asocia a una alta tasa de complicaciones y riesgo de invalidez, así como a una  disminución en la expectativa de vida. Su impacto sobre la salud cardiovascular es tal que se le ha considerado como un equivalente isquémico. Esta última posición ha generado controversias. Sin embargo, cada vez más médicos han aceptado la carga que representa la diabetes para el riesgo de enfermedad coronaria.

El enfoque terapéutico del enfermo con DM2 ha venido evolucionando en los últimos años, desde un enfoque glucocéntrico enfocado en el control glicémico intensivo, estrategia que demostró no reducir las complicaciones cardiovasculares ni la mortalidad, hasta una visión más general. Actualmente se están adaptando las metas según las características individuales de cada paciente, sus complicaciones y otros factores de riesgo cardiovasculares, más allá del control glicémico intensivo.

Recomendaciones para el manejo del paciente con diabetes tipo 2

En sintonía con las nuevas evidencias, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) ha publicado un documento que recoge las recomendaciones más importantes para el manejo integral del diabético, tomando en cuenta:

  • Las características y preferencias de cada paciente.
  • Que el objetivo de la HbA1c debe adaptarse al entorno clínico y que es susceptible de modificarse en el tiempo.
  • Que la valoración de los niveles de HbA1c tiene que estimarse junto con los niveles de glucemia basal y posprandial.
  • Las recomendaciones nutricionales deben establecerse en conjunto con el paciente de acuerdo a su realidad. Hay que considerar que no hay dietas únicas que le sean útiles a todos los pacientes.
  • La importancia de concientizar sobre la necesidad del ejercicio físico como parte de la terapia. Este debe ser frecuente, gradual en intensidad y convertirse en un hábito duradero.
  • La terapia farmacológica debe ser la más idónea, ajustada a las condiciones clínicas del paciente, que garantice el alcance de las metas de HbA1c, pero sin poner al paciente en riesgos de hipoglucemias. Además, los fármacos seleccionados deben estar disponibles, garantizando que la adherencia sea factible.
  • Las comorbilidades asociadas a la diabetes deben detectarse y abordarse.
  • Es importante establecer la presencia de otros factores de riesgo cardiovasculares y tratarlos en forma enérgica.
  • Es indispensable evaluar al paciente en forma periódica, vigilando el cumplimiento de las metas, ya que es importante NO CAER EN LA INERCIA CLÍNICA.

Le invitamos a leer un resumen del documento sobre el ABORDAJE INTEGRAL DE LA DIABETES TIPO 2 aquí.

¿Le gustaría recibir mayor información sobre este tema en su correo electrónico? Contáctenos aquí, recordando hacer mención del artículo. Gracias.