fbpx

La risa es considerada unos de los grandes placeres de la vida. Es una expresión natural de las distintas emociones humanas, asociadas a la alegría, la diversión y el humor. Es un gesto acompañado por un sonido, que una persona realiza al reaccionar ante un estímulo gracioso o que le produce felicidad, contemplando movimientos de la boca y de diversas regiones del rostro.

La risa se localiza en la zona prefrontal de la corteza cerebral. Es el área más evolucionada del cerebro, ya que en ella se ubica la creatividad y la capacidad para pensar. Al reír, se liberan en nuestro organismo cuatros compuestos químicos: endorfina, serotonina, dopamina y adrenalina.  Además, una sonrisa genuina involucra los músculos que rodean a los ojos, el cuello y los maxilares, haciendo que se ejerciten.

Cuando sonreímos, en nuestro cerebro se liberan neurotransmisores secretados por la glándula pituitaria, entre los que encontramos la endorfina, dopamina y serotonina. Estas son las llamadas “hormonas de la felicidad” y se complementan de manera perfecta con la adrenalina. La dopamina se considera el centro del placer y te motiva a repetir conductas que te proporcionan esta sensación de bienestar general. Reír, además, reduce los niveles de cortisol, lo que permite controlar el estrés y los niveles de ansiedad y depresión.

Tipos de risas

  • Risa Profunda: es la más contagiosa y honesta posible, difícil de experimentar ya que es necesario ser expuestos a algo verdaderamente divertido para llevarla a cabo. Generalmente se da en forma de risotadas y carcajadas muy audible ya que se trata de un gesto profundo por los movimientos diafragmáticos.
  • Risa Nerviosa: se produce por la expresión de vergüenza, alarma, incomodidad o confusión. Por lo tanto, no se consideran risas reales, sino de un intento subconsciente para recuperar la calma ante una situación de estrés, aunque suele tener el efecto contrario.
  • Risa de Cortesía: Es parecida a la nerviosa ya que se lleva a cabo de forma consciente, con la finalidad de agilizar una situación concreta. Compromete más estructuras musculares tratándose de una acción completamente sensata Por otro lado, la risa de cortesía es un gesto fugaz realizado con esfuerzo mínimo, cuyo objetivo es lograr agradar, simpatizar con alguien en un momento determinado.
  • Risa Contagiosa: Surge por los mismos antecedentes de los bostezos. Se atribuye la reacción en cadena entre individuos de la misma especie a las neuronas espejo, con la finalidad de repetirla de forma involuntaria.
  • Risa Silenciosa: como su propio nombre lo indica, es aquella que emite un sonido parcial o totalmente inaudible. Va acompañada de una sonrisa facial que indica bienestar o placer.
  • Risa Maliciosa: En este caso, el acto no se asocia con el bienestar sino al divertimiento a costa del sufrimiento ajeno. Es muy común en las obras de ficción clásicas, donde los villanos se ríen para mostrar sus intenciones maliciosas.

¿Cuáles son los beneficios de la risa para la salud?

La risa es un hábito necesario para la vida, la cual permite experimentar alivio y alegría. También ayuda a sentirnos más ligeros y a contagiar a otros de esa sensación positiva. La risa nos hace felices, ya que es un activador de áreas corticales encargadas de mejorar nuestras relaciones sociales. Sonreír es una forma de convivencia ya que fomenta el estado de ánimo positivo y, por ello, generamos optimismo.Estos son algunos beneficios que podemos obtener de la risa, así que ¡A reír!

  • Nos mantiene sanos, ya que al reírnos movilizamos 12 músculos faciales, aumenta el ritmo cardíaco y disminuye la presión arterial.
  • Oxigenamos nuestro organismo, con cada carcajada tomamos el doble de aire que utilizamos al respirar, ya que movilizamos unos 400 músculos, incluyendo algunos ubicados en el abdomen que solo se ejercitan con la risa.
  • Fortalece nuestro sistema inmunológico, ya que nuestro organismo genera una mayor cantidad de anticuerpos.
  • Libera endorfinas que generan la producción de neurotransmisores o catecolaminas, que ayudan a combatir la ansiedad y la depresión.
  • Contribuye a mejorar nuestras relaciones sociales y la convivencia, debido a que se activan áreas corticales, encargadas de las relaciones sociales (son lugares de la corteza cerebral responsables de las funciones motoras y sensitivas).
  • Actúa sobre el dolor, mejorando la oxigenación del cerebro y reduciendo las tensiones musculares.

La Risa como terapia complementaria

Las risas y las carcajadas tienen el poder de liberar al organismo de energía negativa. Esto es debido a que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos negativos de manera inmediata luego de comenzar a reír. En virtud de esto, la risa es utilizada con fines terapéuticos para estimular la producción de hormonas que ayuda a liberar tensiones, bloqueos mentales y mejora la percepción de situaciones en las personas. A continuación, algunos ejemplos de terapias aplicadas con la risa como recurso:

Yoga de la Risa

Esta técnica proporciona beneficios físicos y holísticos, a través de ejercicios grupales lúdicos y de respiración profunda, mediante la expansión y contracción del diafragma, para así ayudar a soltar grandes carcajadas.

La filosofía del Yoga de la Risa combina movimientos físicos y la respiración profunda, creando una armonía entre el cuerpo y la mente. Compromete a las personas a reír diariamente y se practican mantras al inhalar y exhalar.

Risoterapia

Es una técnica psicoterapéutica que utiliza la práctica de la risa y el buen humor, mediante ejercicios, actividades y dinámicas grupales.

Las sesiones de risoterapia contienen un aspecto teórico, en el cual se repasan los aspectos referentes a la risa y sus beneficios. En la parte práctica se realizan ejercicios de estiramiento y de comunicación, con la finalidad de desinhibir a los participantes e integrarlos a las dinámicas previstas.

Vivimos en un mundo donde el ritmo de vida es muy acelerado y estresante, por lo tanto, reír nos hace bien, ya que no solo nos ayuda a ejercitar los músculos del rostro, sino que además nos libera de tensiones para así ver el universo desde otra óptica, restándole importancia a aquello que nos produce malestar, recargándonos de energías y conectándonos con nosotros mismo y con los demás.

Al igual que las técnicas de meditación, el efecto de la risa también es capaz de ayudar a nuestro cuerpo de gozar y de estar relajado hasta 40 minutos después de una buena sesión de carcajadas.

El estrés y las preocupaciones del día a día, han incrementado los niveles de depresión y ansiedad en las personas. Es por ello que debemos fomentar la risa como un hábito saludable en nuestras vidas. ¿Qué esperas para sonreír? La felicidad es salud.

Scroll Up