Asofarma, a través de sus programas de Responsabilidad Social Empresarial derivados de su principal línea de acción “Dejando Huella”, contribuyó con el bienestar de las niñas y adolescentes del Servicio Autónomo para la Protección del Niño, Niña y Adolescente (SAPANNA) en Maracay.

Con la intención de mejorar la calidad de vida de veintiséis niñas y adolescentes que residen en la casa abrigo Madre María de San José, se realizó el reemplazo de uno de los techos más importantes de la residencia, bajo el pilar “Huella Solidaria”.

La donación consistió en el retiro de las láminas que estaban instaladas, el ajuste de las vigas a medidas adecuadas para mayor soporte, la aplicación de fondo anticorrosivo, la pintura de la estructura metálica, y la instalación de nuevas láminas de Tejalit para dejar en óptimas condiciones el techo y asegurar su buen estado en el tiempo.

La casa abrigo Madre María de San José actualmente alberga sólo a niñas y adolescentes, en su mayoría menores de once años de edad, que no cuentan con el apoyo de sus familiares. Estas niñas disfrutan de la atención y cuidado de un equipo multidisciplinario integrado por facilitadores, personal de mantenimiento, cocineras, psicopedagogos y médicos que contribuyen diariamente con su salud física y emocional.

De esta manera, Asofarma ratifica su compromiso de lograr el bienestar de sus colaboradores, familiares y las comunidades adyacentes a sus sedes de operaciones administrativas y de producción

Scroll Up