fbpx

Menú

Muchas personas experimentan dificultades para ir al baño de forma regular o sin sentir molestias. En estos casos, podrían estar sufriendo de estreñimiento sin saberlo.

El estreñimiento en sí no es una enfermedad, pero sí es una afección del sistema digestivo que puede afectar la calidad de vida. Uno de los criterios más importantes es la frecuencia de las defecaciones, sin embargo, existen casos en las personas defecan de forma regular, pero experimenta dolor, heces muy secas y escasas y/o sensación de evacuación incompleta.

Esta diversidad de hábitos intestinales puede hacer que el estreñimiento se enmascare con otras condiciones, lo que resalta aún más la importancia de conocer su origen, sus síntomas y las opciones para combatirlo.

¿Qué es el estreñimiento?

El estreñimiento es una afección que ocurre cuando disminuye la frecuencia de las evacuaciones a menos de tres veces por semana o cuando hay expulsión de heces duras, grumosas o secas, así como las evacuaciones dolorosas (1).

El estreñimiento se produce cuando el proceso de movimiento de los alimentos a través del sistema digestivo se vuelve más lento, lo que lleva a una absorción excesiva de agua en el colon y, como resultado, heces más duras y difíciles de expulsar. Cuando no es tratado a tiempo, puede generar hemorroides, fisuras anales o prolapso rectal.

Causas del estreñimiento

Las tres grandes causas del estreñimiento son:

  1. Dieta pobre en fibra: la fibra hace que en el paso de los alimentos por los intestinos estos absorban agua, hidratando mejor las heces y haciéndolas más blandas, además de que es necesaria para favorecer la acción del microbioma que contribuye a una buena salud intestinal. Las dietas bajas en fibra favorecen heces duras y evacuaciones dolorosas o molestas.
  2. Hidratación insuficiente: la deshidratación hace que las heces sean más duras y por lo tanto, sean difíciles de expulsar.
  3. Sedentarismo: la falta de actividad física puede hacer que el proceso digestivo sea más lento, contribuyendo al estreñimiento.

Síntomas del estreñimiento

  • Menos de tres evacuaciones por semana.
  • Heces duras y secas.
  • Sensación de evacuación incompleta.
  • Dolor o molestias abdominales.
  • Hinchazón abdominal.

Tal y como sugieren en el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases,  si hay antecedentes de cáncer colorrectal, o si el estreñimiento viene acompañado de otros síntomas como vómito, fiebre, sangrado en las heces y dolor persistente en el abdomen, entre otros, es necesario acudir al médico cuanto antes (2).

Cómo combatir el estreñimiento

  • Aumentar la ingesta de fibra: las frutas, verduras, granos enteros y legumbres son alimentos con mucha fibra, que mejora la consistencia de las heces y facilita su paso a través del sistema digestivo.
  • Beber suficiente agua: el agua suaviza las heces y facilita su movimiento a través del intestino.
  • Ejercicio regular: la actividad física estimula el movimiento intestinal y puede ayudar a prevenir o combatir el estreñimiento.
  • Establecer rutinas de evacuación: intentar ir al baño a la misma hora todos los días, preferiblemente después de las comidas, para que el cuerpo se acostumbre a evacuar diariamente.
  • Evitar suprimir el impulso de ir al baño: en la medida de lo posible, hay que responder a la necesidad de evacuar tan pronto como sea posible para evitar que las heces se vuelvan más duras y difíciles de expulsar.
  • Uso de ablandadores de heces: son medicamentos en forma de polvo, cápsulas, líquido o pastillas cuya función es hacer que las heces se vuelvan más blandas para facilitar su evacuación (3).
  • Uso de estimulantes de la motilidad intestinal: el uso de laxantes solo se recomienda en casos de estreñimiento grave, y cuando otras formas de tratamiento no han resultado (4).

Estreñimiento y suplementación con fibra

Si bien la alimentación debería ser la primera fuente de fibra, hay casos en los que es necesario recurrir al uso de suplementos que contienen fibra para combatir el estreñimiento. El plantago psyllium, la metilcelulosa, y la inulina son algunos de los más comunes.

Por lo general, durante los primeros días de suplementación pueden aparecer gases y malestar abdominal. Por eso es importante ir al médico para que sea éste quien indique la dosis necesaria y el suplemento ideal en función de las condiciones de salud del paciente.

Referencias

1. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Definición del estreñimiento y datos relacionados [internet]. USA [mayo 2018; consultado 10 noviembre de 2023].

Disponible en:

https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/enfermedades-digestivas/estrenimiento/definicion-y-hechos

2. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Síntomas y causas del estreñimiento [internet]. USA [mayo 2018; consultado 10 de noviembre de 2023].

Disponible en:

https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/enfermedades-digestivas/estrenimiento/sintomas-y-causas

3. MedlinePlus. Ablandadores de heces [internet]. USA [agosto 2018; consultado 10 de noviembre de 2023].

Disponible en

https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a601113-es.html

4. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases.Tratamiento del estreñimiento [internet]. USA [mayo 2018; consultado 10 de noviembre de 2023].

Disponible en:

https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/enfermedades-digestivas/estrenimiento/tratamiento