fbpx

¿Qué es la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil es la incapacidad para conseguir o mantener una erección apropiada hasta el final de la actividad sexual.

Sus consecuencias incluyen estrés, ansiedad, disminución de la confianza en ti mismo, relaciones sexuales insatisfactorias e incapacidad para fertilizar.

Esta condición suele estar asociada con factores físicos como: presión arterial alta, colesterol alto, diabetes, problemas cardíacos, obesidad, testosterona baja, entre otros.

Sin embargo, en el caso de hombres jóvenes menores de 40 años los factores suelen ser psicológicos.

¿Qué causa la disfunción eréctil en los jóvenes?

Aunque en el caso de los jóvenes la causa de la disfunción eréctil suele ser psicológica, también existen factores físicos que pueden contribuir al problema. Algunos de ellos son:

Factores físicos

  • Consumo de fármacos: ciertos fármacos pueden afectar el desempeño sexual masculino. La impotencia puede ser causada por medicamentos psiquiátricos como antidepresivos, medicamentos para la presión arterial, quimioterapéuticos, hormonales, diuréticos y analgésicos. Diríjase a este link para observar una lista de fármacos detallada. También es importante mencionar que muchas drogas recreativas pueden tener el mismo efecto, incluyendo el alcohol, la marihuana y la nicotina.
  • Enfermedades y condiciones físicas: todo tipo de problema cardiovascular puede relacionarse con la DE, debido a que pueden causar que no llegue suficiente sangre al miembro como para generar una erección. La diabetes tipo 2, la arteriosclerosis y la hipertensión son algunos ejemplos.

La impotencia también puede ocurrir por efecto de enfermedades en los riñones y lesiones en el pene, la vejiga o la próstata.

  • Comportamientos no saludables: ciertas conductas nocivas para la salud pueden generar impotencia, como consumo excesivo de alcohol, consumo excesivo de tabaco, drogas, obesidad y un estilo de vida sedentario.

Factores psicológicos

  • Ansiedad, estrés y depresión: el cerebro, responsable de la excitación sexual, cumple una función clave en la erección masculina. Sentimientos como:  tristeza, estrés y depresión pueden interferir con la capacidad de producir una erección.
  • Baja autoestima: la autoestima baja, los nervios y la falta de confianza en la actividad sexual puede dificultar conseguir una erección. Muchas veces estos problemas nacen de las expectativas altas y el miedo al fracaso.
  • Problemas con la pareja: el miedo a fallar puede generar ansiedad, así como sentir incomodidad con la pareja puede causar impotencia.

Recomendaciones

  • Sean cuales fueren las causas físicas o psicológicas de la disfunción eréctil, es importante que el paciente trate algunos puntos personales para ayudar a superar con éxito el problema.
  • Dialogar con la pareja sobre los problemas emocionales.
  • Mantenerse en un peso acorde a su altura y edad.
  • Dejar el consumo de alcohol, cigarrillos y tranquilizantes, a no ser que sean recetados por el médico.
  • Consultar al especialista.

¿Cómo solucionar la disfunción eréctil en los jóvenes?

Lo primero que hay que hacer para tratar la DE es acudir a un médico y explorar la posibilidad de que exista alguna causa física.

Es recomendable dirigirse directamente especialista en urología el cual está especializado para tratar con problemas en los genitales masculinos, o en el caso de que exista algún problema hormonal, un endocrinólogo. Es vital esperar a tener asesoramiento médico antes de automedicarse o acudir a tratamientos sin prescripciones.

Existen varios tipos de tratamientos para solucionar la DE, estos varían según la gravedad del caso y las preferencias personales de cada persona.

¿Qué tomar para la disfunción eréctil en los jóvenes?

Medicinas

Existen varios tratamientos médicos especializados para solucionar la DE. Para muchos hombres los medicamentos orales son los más sencillos y eficientes, son la primera línea de tratamiento contra la impotencia. De acuerdo con Mayo Clinic, algunos son:

  • Sildenafil : se toma una con el estomago vacío hora antes de mantener relaciones sexuales. Es eficaz durante 4 a 5 horas después de ser tomada.
  • Vardenafilo: se toma una hora antes de mantener relaciones sexuales y puede tomarse con o sin comida, sin embargo alimentos altos en grasa pueden afectar su eficacia.
  • Tadalafilo : se puede tomar con el estómago vacío o con la comida una o dos horas antes de mantener relaciones sexuales. Es eficaz hasta 36 horas después de ser tomada.
  • Avanafilo : se toma con o sin comida media hora antes de mantener relaciones sexuales. Puede ser eficaz hasta 6 horas.

Recuerda consultar con tu médico antes de empezar a consumir cualquiera de estos fármacos.

Tratamientos naturales

Hoy en día existen muchas opciones de tratamientos naturales a la venta, pero existe poca evidencia científica que respalde su eficacia para tratar la DE. Estas sustancias pueden entrar en conflicto con otros medicamentos y producir efectos negativos.

Alimentación

La erección masculina puede ser afectada por los hábitos alimentarios. Según un estudio realizado por la Sociedad Europea de Cardiología (ESC), los hombres que consumen una dieta mediterránea tienen menos probabilidades de sufrir de disfunción eréctil.

El estudio demuestra que un mayor consumo de esta dieta está asociado con mejor capacidad para ejercitarse, mejor salud coronaria, reservas más grandes de testosterona y mejor rendimiento eréctil.

Por otro lado, los hombres que consumen dietas altas en colesterol tienen una mayor tendencia a sufrir de disfunsión eréctil esto es debido a que el daño que produce el colesterol en el sistema cardiovascular también ocurre en las arterias y terminaciones pequeñas del pene.

Ciertos micronutrientes también han sido asociados con un mejor rendimiento sexual, por ejemplo, la deficiencia de vitamina Destá asociada con una mayor probabilidad de sufrir DE. Se recomienda un nivel de vitamina D no menor a 35ng/ml.

Por otro lado, se ha descrito que los hombres que consumen una dieta mediterránea tienen menos probabilidades de desarrollar disfunción eréctil. Esta asociación ha sido más vinculada a los hombres menores de 60 años.

Un patrón de mayor adherencia a la dieta mediterráneo caracterizada por mayor ingesta de verduras, legumbres, frutas y frutos secos, cereales, pescado y menor ingesta de lácteos, carne roja o procesada, y alcohol, se aleja de posibilidad de una disfunción eréctil.

También se conoce que  los hombres sin cambios de estilo de vida con dietas incorrectas, tienen un mayor riesgo de disfunción sexual masculina y se ha reportado que una dieta baja en grasas en obesos, mejora la función sexual masculina.

Apoyo psicológico

Es común que la DE en los jóvenes esté más asociada a causas psicológicas que físicas. Más allá de esto, padecer de impotencia puede tener consecuencias negativas en la confianza y autopercepción, por lo cual, en estos casos está recomendado buscar apoyo emocional.

Es importante recordar que presentar de DE no disminuye tu valor ni masculinidad. Es mejor aceptar la condición e intentar tratamientos y soluciones. Existen psicólogos especializados en salud sexual (sexólogos) que pueden ser de gran ayuda.

¿Sabías que la aparición de disfunción eréctil o poco contacto sexual puede ser un signo premonitorio de mayor riesgo cardiovascular? 

Dime cuál es tu frecuencia sexual, y te diré que riesgo tienes…Una frecuencia de relaciones sexuales de 4 o más veces por mes se asocia con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV) en comparación con una frecuencia de relaciones sexuales de al menos una vez al mes.

Tu deseo de contacto sexual y la calidad de tus erecciones reflejan el estado de tu salud cardiovascular

Si tus contactos sexuales son tan frecuentes como dos o tres veces por semana, tranquilo!… esto es una buena señal de tu condición cardiovascular.

Una menor frecuencia de relaciones sexuales aumenta el riesgo de ECV y es un factor de riesgo independiente para este tipo de afecciones de la salud. Por lo tanto, hombres con disfunción eréctil que tienen una menor frecuencia de relaciones sexuales también tienen un mayor riesgo de enfermar del corazón.

Menos deseo sexual y más riesgo de enfermar del corazón

Múltiples investigaciones han encontrado una asociación estrecha entre la disminución del deseo sexual, la disfunción eréctil y la mortalidad, relacionado con mayor riesgo de aparición de enfermedad cardiovascular. Entre otros aspectos de la disfunción eréctil, la función sexual así como la frecuencia de la actividad sexual, han sido factores de riesgo independiente para la ECV. 

¿Por qué la disfunción eréctil implica un mayor riesgo muerte cardiovascular?

Se proponen varias explicaciones posibles para este planteamiento. La frecuencia de la actividad sexual (relaciones sexuales u otra actividad), es una variable que puede comprender la libido o deseo sexual, la función eréctil y la capacidad física, que pueden intervenir en el acto sexual. Como tal, es probable que las personas con buen deseo y desempeño sexual, así como una buena capacidad física,  les permitan participar en una actividad sexual más frecuente, y de esta manera reflejan que tan saludables pueden ser.

Del mismo modo, en lugar de ser útil esta apreciación como una medida indirecta de la salud general, la actividad sexual podría comportarse como un tipo de actividad física que pueda servir directamente para proteger la salud cardiovascular. 

Adicionalmente la frecuencia de la actividad sexual también podría identificarse como un elemento determinante adicional de la gravedad de la disfunción eréctil, más allá de los resultados que se puedan encontrar en un formulario para su diagnóstico. También se plantea que los hombres que tienen actividad sexual frecuente, tengan una relación íntima de apoyo con una pareja estable y esto también podría mejorar la salud cardiovascular mediante la reducción del estrés y el apoyo social. 

En los pacientes tanto con disfunción eréctil como con algún tipo de enfermedad cardiovascular, el pronóstico de la  enfermedad es más grave, que aquellos pacientes que solo tiene esta última, y la magnitud de la disfunción eréctil será proporcional a la intensidad de la enfermedad cardiovascular. Además, estos pacientes tienen un mayor riesgo de sufrir isquemia cardíaca, insuficiencia cardíaca y enfermedad vascular de las arterias de los miembros inferiores, que aquellos pacientes que no tiene disfunción eréctil. Por lo cual la presencia ayuda a identificar a los pacientes con mayor riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

El diagnóstico de disfunción eréctil puede ser en muchos casos un factor de riesgo independiente para predecir el riesgo de eventos cardiovasculares en un hombre

Igualmente la disminución de la dureza eréctil, está estrechamente relacionado con el riesgo de eventos cardiovasculares, y una dureza eréctil gravemente afectada, se asocia con un aumento riesgo de eventos cardiovasculares. La relación entre la rigidez de la erección y el riesgo de ECV demuestran directamente la relación entre disfunción eréctil y la enfermedad cardiovascular.

En general,  se evidencia una relación estrecha entre la frecuencia sexual, la función eréctil y la salud cardiovascular, y de esta manera la disfunción eréctil puede reflejar  el pronóstico de la enfermedad cardiovascular, por lo cual podría ser considerada una herramienta útil en la detección del riesgo.

El tratar la disfunción eréctil puede beneficiar la salud cardiovascular

El uso regular de algunos fármacos puede reducir el riesgo de eventos cardiovasculares. Estudios han demostrado que la administración de una clase específica de fármacos para la disfunción eréctil posee importantes beneficios a nivel cardiovascular.

Investigaciones han demostrado, que los pacientes que fueron tratados con un este tipo específico de terapias para la disfunción eréctil reportaron una menor mortalidad y un menor riesgo de hospitalización por insuficiencia cardíaca, cuando fueron comparados con los que no recibieron tratamiento para la disfunción eréctil.

Muchos estudios experimentales han demostrado que algunas terapias para la disfunción eréctil son cardioprotectoras, particularmente para personas que sufren insuficiencia cardiaca e infarto de miocardio. Estudios también han demostrado una disminución de la mortalidad en los pacientes con diabetes tipo 2, con el uso de estas terapias, cuando es tratada la disfunción eréctil,  lo cual sugiere un efecto independiente en la mortalidad.

Los efectos son de estas terapias son a nivel de las células del músculo liso vascular, en el musculo cardíaco (miocitos) y sobre las plaquetas, así como su efecto principal sobre la vasculatura del pene.

El mecanismo protector principal en el sistema cardiovascular, incluyendo la circulación del pene, está estrechamente relacionada con la regulación de la vasodilatación, originada por la liberación de ciertas sustancias (como el óxido nítrico) que restablecen varias alteraciones que ocurren en los mecanismos que controlan la salud vascular, por lo cual la mejoría de la erección se produce al lograr una mejor circulación en los vasos sanguíneos del pene, traduciendo lo que debería suceder en toda nuestra economía corporal para gozar de una buena salud cardiovascular y por supuesto no menos importante, una satisfactoria salud sexual.

¿Cómo el autoestima y amor propio puede afectarse por la disfunción eréctil en los jóvenes?

La DE en los jóvenes puede tener consecuencias graves en la autoestima y el amor propio, y la cantidad de casos de DE en jóvenes es cada vez mayor, lo cual nos recuerda de la importancia de la salud sexual y mental.

Para muchos hombres jóvenes la expectativa en el sexo puede causar mucha ansiedad. El miedo al fracaso y la verguenza pueden prevenir tener relaciones sexuales satisfactorias y causar hábitos negativos en el desarrollo.

Esto es particularmente lamentable en el caso de los hombres que asocian su rendimiento sexual con su autovaloración, autoestima y masculinidad.

La DE es un problema que no disminuye el valor de quien lo padece, los problemas para conseguir una erección le ocurren al 21% de los hombres y a 1 de cada 10 jóvenes.

Lo mejor que se puede hacer es asumir que esta condición es tratable, ya que la preocupación y ansiedad pueden empeorar la situación.

¿Cómo abordar la disfunción eréctil en la pareja?

La DE no solo puede afectar a quien la padece, sino también a la pareja, al  tratar con la disfunsión eréctil no se puede olvidar involucrar y buscar apoyo en la pareja sexual.

La comunicación es clave, de no ser así, tu pareja podría pensar que estás perdiendo interés y causar conflictos en la relación. Asegúrate de explicar abiertamente y sin prejuicios la situación por la que estás pasando.

Mayo Clinic recomienda involucrar a tu pareja al examinarte con un médico. Después de todo, puede ayudarte a expresar mejor los detalles de tu vida sexual.

Tener el apoyo incondicional de tu pareja puede ayudar a tratar con la DE y recuperar una vida sexual saludable.

¿Cómo saber si tu pareja sufre disfunción eréctil?

Si tu pareja está presentando dificultad para conseguir o mantener una erección durante la actividad sexual, es muy posible que tenga disfunción eréctil.

Abordar esta situación puede ser complicado para muchas personas. Es fácil culparse o sentir que tu pareja está perdiendo interés en ti, pero recuerda que la disfunción eréctil no siempre puede solucionarse sin buscar ayuda de tratamientos médicos o psicológicos.

Lo mejor que se puede hacer es comunicarse abiertamente sin ningún tipo de prejuicios, lo más probable es que tu pareja sienta vergüenza o  frustración, es importante demostrar tu apoyo y comprensión, la falta de comunicación puede llevar a conflictos

Scroll Up