fbpx

Menú

¿Qué es el autoestima?

Se conoce como autoestima a la apreciación que una persona tiene de sí misma; ésta se compone por una serie de factores que van desde la percepción de las propias capacidades, la aceptación de los defectos y la valoración particular de los logros. La autoestima es fundamental para el desarrollo humano porque permite sentirse seguro, confiados y valorados, lo que contribuye al bienestar emocional y mental del individuo.

Una persona con una buena autoestima se siente bien consigo misma, tiene confianza en sus capacidades y se valora como persona. Por el contrario, un individuo con mala autoestima se siente mal con su personalidad, no confía en sus capacidades y se infravalora.

¿Qué es la autoconfianza?

Cuando se habla de autoconfianza, se refiere a creer en ti. Se trata de la emoción, creencia o certeza de que puedes hacer algo bien y triunfar. De hecho, no es una sensación que proviene del exterior, sino que nace de tu interior, de la forma en que moldeas tu conciencia para percibirte y valorarte. Esa imagen de ti es la que proyectas al mundo.

Un individuo con una confianza óptima se siente capaz de hacer cosas de manera independiente y se valora como persona, por el contrario, aquel con desconfianza es incapaz de realizar cualquier actividad por sí solo y empieza a menospreciarse.

La autoestima y la autoconfianza son dos conceptos estrechamente relacionados que pueden tener un impacto significativo en la vida. Una buena autoestima ayuda a sentirse bien, a creer en nuestras capacidades y afrontar los desafíos de la vida con mayor éxito. La confianza en uno mismo, por su parte, permite actuar con seguridad y asertividad en las relaciones sociales.

¿Cómo fortalecer el autoestima y la confianza?

La autoestima y la confianza en uno mismo son necesarias para lograr el éxito en la vida, pero no siempre es fácil mantenerlas altas debido a que en ocasiones existen situaciones que afectan esa autopercepción. A continuación, algunas recomendaciones para fortalecerlas:

  • Reconoce tus virtudes: Haz una lista de las cosas que se te dan bien y las habilidades que posees. Reconocer tus bondades te permitirá tener una visión positiva de ti mismo y aumentar tu autoconfianza.
  • Practica la autocompasión: Trátate a ti mismo con amabilidad y compasión. No te culpes por tus errores y fracasos, en su lugar, aprende de ellos y sigue adelante.
  • Rodéate de personas positivas: Las personas que tienes cerca pueden influir en tu autoestima. Busca amigos y familiares que te apoyen y valoren, evita siempre a aquellas compañías que te critiquen o te hagan sentir mal con tu personalidad.
  • Establece metas realistas: tener metas realistas y alcanzables te permitirá ver el progreso y sentir la satisfacción del logro. Trata de enfocarte en el proceso y no en el resultado final.
  • Practica el cuidado personal: busca el tiempo para cuidarte física y emocionalmente. Haz ejercicio, come saludablemente y busca actividades que te relajen y te hagan sentir bien.
  • Enfrenta tus miedos: Identifica los momentos que te hacen sentir inseguro e intenta enfrentar esas situaciones. Superar tus miedos aumenta la autoconfianza y te hace sentir mejor.
  • Aprende algo nuevo: adquiere un nuevo conocimiento o habilidad, te ayudará a sentirte más competente.

Si practicas estas recomendaciones podrás fortalecer tu autoestima y aumentar la confianza en ti mismo. Esto te ayudará a superar los obstáculos y a vivir una vida más plena y satisfactoria. Recuerda que la autoestima y la confianza se forjan desde la niñez pero de adulto y con conciencia es posible reestablecerla o fortalecerla, aunque es un proceso que lleva tiempo y esfuerzo, con perseverancia y hábito es posible lograrlo.