Primero, debe conocer su hábito intestinal normal, esté pendiente si su ritmo de evacuaciones disminuye y que lo pudo haber provocado. Recuerde ingerir suficiente agua, pues el agua además de mantenerle hidratado a Ud. hidratara las heces. Ingiera alimentos con fibras, de forma progresiva, pues el exceso en el consumo de fibra puede producir la aparición de gases.

La fibra está presente en alimentos como los cereales (arroz, avena, afrecho), en los vegetales (espinaca, acelga, pepino) y en las frutas. Reduzca el consumo de harinas (pan blanco, dulces) y alimentos procesados (embutidos como salchichas y otros). Haga ejercicios de manera regular.

Una de las medidas efectivas para combatir el estreñimiento agudo, es decir, que no se deba a enfermedades propias del aparato digestivo (los intestinos) es a través del uso de sustancias que facilitan las evacuaciones, son conocidos como laxantes y hay una variedad de ellos, con acciones distintas.

Si las diferentes medidas no son efectivas, entre ellas el uso de laxantes y no ha presentado deposiciones por un período mayor a tres días, debe consultar al médico.