La vitamina D es esencial para una adecuada utilización del calcio y el buen funcionamiento de múltiples tejidos:

  • Facilita la absorción del calcio y fósforo a nivel del intestino, fortaleciendo a los huesos y dientes. Junto con el calcio previene la aparición de osteoporosis.
  • Fortalece el sistema inmunológico, ayudando a combatir infecciones por virus y bacterias.
  • Disminuye el riesgo de sarcopenia, es decir, contrarresta la pérdida de masa muscular, fortaleciendo el sistema músculo esquelético.
  • Favorece un buen funcionamiento del sistema nervioso, mejorando la conducción nerviosa y reduciendo el riesgo de aparición de enfermedades degenerativas.
Scroll Up