Los síntomas de la rinitis son congestión nasal (sensación de obstrucción nasal), estornudos, picor o escozor nasal y aumento de la producción nasal de moco (rinorrea).