• Tos seca: No está asociada con una cantidad de flema excesiva y es probablemente el resultado de la irritación. La tos seca puede tratarse con antitusígenos, como el dextrometorfano.
  • Tos bronquial: Puede ser productiva como no productiva. Una cantidad de flema excesiva en los pulmones y vías respiratorias produce la tos bronquial, y es posible que tengas dificultad para expectorar (expulsar) la flema y limpiar las vías respiratorias. La tos bronquial generalmente se trata con expectorantes que ayudan a fluidificar la flema y hacen que la tos sea más productiva. Los tratamientos con hiedra (Hedera hélix) son los más utilizados.
Scroll Up