Cuando comemos en grandes cantidades o ingerimos comida “chatarra”, es posible que luego tengamos esa desagradable sensación de pesadez estomacal que nos aqueja y solo nos deja pensando en ¿qué hacer para sentirnos mejor?, lo positivo es que la  pesadez estomacal tiene solución.

¿A qué llamamos pesadez estomacal o también conocida como indigestión?

Es una sensación de malestar en la parte superior del abdomen y usualmente se presenta durante o inmediatamente después de comer.  Se puede sentir como  ardor, dolor u opresión en la zona que está por encima del ombligo, acompañado de sensación de llenura y a veces eructos.

Es importante aclarar que la pesadez estomacal no es lo mismo que acidez estomacal, (para mayor información puede revisar haciendo click aquí en nuestro artículo “¡Me arde el estómago! ¿Será acidez estomacal?”)

La causa más frecuente de pesadez estomacal es la dieta que la mayoría de las personas seguimos, no solamente por el tipo de alimentos (azúcares, grasas y alimentos procesados, entre otros) sino también por la manera de comer. A veces el día a día nos impone comer rápido, grandes cantidades en una sola comida o comer “algo” mientras llegamos a casa y al llegar nos comemos todo lo que no comimos durante el día. Esto último es terrible porque nuestro sistema digestivo requerirá más tiempo y trabajo en procesar los alimentos, tornando  la  digestión lenta.

Es nuestra responsabilidad cuidar nuestra alimentación, al hacerlo estaremos cuidando nuestro estómago y contribuyendo a que este funcione mejor, facilitando sus funciones.

¿Qué podemos hacer para evitar la pesadez de estómago?

  • Intentar no excedernos en la cantidad de comida, es mejor comer menos cantidad y más seguido, lo recomendable es hacer tres comidas principales y dos meriendas.
  • Comer despacio, masticando lentamente los alimentos para ayudar al estómago a realizar la digestión. De esta forma, nos sentiremos más saciados habiendo comido menos.
  • Intentar incorporar en nuestra alimentación las verduras y frutas, evitando aquellos alimentos que cuestan más de digerir como los azúcares refinados  y carbohidratos procesados (pan, pastas, tortas), las frituras y grasas de mala calidad y  la llamada comida “chatarra”.
  • Evitar consumir bebidas alcohólicas y aquellos alimentos irritantes para el estómago, como el café y el chocolate.
  • Preferir las cocciones de alimentos al vapor, a la plancha o al horno, evitando las frituras y las salsas, ya que enlentecen mucho la digestión.
  • Evitar las comidas copiosas inmediatamente antes de ir a dormir, si cenamos tarde es recomendable caminar o realizar alguna actividad ligera y no acostarnos antes de 2 horas después de dicha ingesta.

Un cambio en nuestro estilo de alimentación es la mejor opción para combatir la pesadez estomacal, pero si esta se presenta hay aliados que pueden ser de ayuda, especialmente si contribuyen con mejorar la digestión. Entre esos aliados tenemos a  los digestivos.

Hay varios tipos de digestivos, los más eficaces son los que están compuestos por enzimas digestivas, pues contribuyen con las enzimas digestivas propias y usualmente sus concentraciones son eficaces y seguras. Algunos de ellos además contienen anti-flatulentos, que ayudan a la expulsión de esos gases que pueden presentarse con el malestar propio de la indigestión.

¿Te gustaría conocer más acerca de algún tópico relacionado a este articulo?, por favor coméntanos aquí ->[email protected]