El magnesio es un mineral esencial para el correcto funcionamiento del organismo, ya que activa y regula la energía celular. Es un componente crítico de más de 300 funciones celulares en nuestro cuerpo.

Es el cuarto catión más abundante en el organismo y el segundo más copioso dentro de las células después del potasio. El cuerpo humano adulto contiene alrededor de 25 gramos de magnesio.

A pesar de su importancia fisiológica, su importancia clínica es frecuentemente subestimada.

El magnesio es el mineral que más trabaja en el cuerpo, así de importante es en la vida diaria. Se le considera absolutamente imprescindible para un correcto funcionamiento del organismo.

Según la  Fundación Española de la Nutrición (FEN) que estudia científicamente la alimentación y nutrición humana, más del 75% de la población (3 de cada 4 personas) presentan un déficit de magnesio. Lo peor de todo es que la mayoría ni siquiera lo sabe.

Deficiencia de magnesio

Está relacionada con varios factores tales como: la baja ingestión de alimentos ricos en magnesio, el consumo de alimentos procesados, la cocción de los alimentos, la deficiencia de vitamina D en la población, la ingesta de algunos medicamentos y el consumo de tabaco y alcohol.

La presencia de diabetes y el envejecimiento son dos factores también importantes que disminuyen su absorción.

Es necesario saber que el nivel sanguíneo de magnesio no siempre se correlaciona con el estado corporal total. Un examen de sangre puede no indicar la realidad acerca del magnesio a nivel intracelular. Es decir, puede haber una hipomagnesemia y el resultado de este examen pudiese estar en los rangos normales.

Síntomas de deficiencia 

Calambres, dolor muscular y articular, cansancio (falta de energía), fatiga, ansiedad, insomnio, entre otros, son síntomas que pueden evidenciar que la persona tiene deficiencia de magnesio y no es todavía consciente de ello. Pero debido a que estas señales pueden tener su origen en otras patologías y no siempre aparecen juntas, resulta muy difícil asociarlo al déficit de este mineral.

La suplementación mejora la calidad de vida, ya que alivia rápidamente los síntomas asociados a la deficiencia de magnesio.

Beneficios del magnesio

Es un mineral esencial para el organismo que ha sido definido por los expertos como un elemento anti estrés. Ha demostrado ser un tranquilizante natural que relaja los músculos y actúa positivamente sobre la transmisión nerviosa, previniendo los calambres.

Adicionalmente, el magnesio interviene en la formación y regulación de la energía que utiliza el organismo.

Dentro de sus beneficios adicionales se encuentran la prevención y tratamiento de la osteoporosis, ya que favorece la salud ósea y activa la vitamina D. Además aporta otros beneficios como ayudar a conciliar el sueño y controlar la depresión y la migraña.

Sales de magnesio

No todas las sales de magnesio son iguales. Existen diferencias importantes que mejoran su absorción y tolerabilidad.

La suplementación de las formas orgánicas de magnesio (citrato y quelato de amino-ácido) proporciona una mayor absorción del magnesio y por lo tanto una mayor efectividad que las sales inorgánicas, como es el caso de cloruro y óxido de magnesio.

El citrato de magnesio es una sal muy segura ya que tiene mínimos efectos colaterales vs. el cloruro de magnesio. El cloruro acidifica la sangre y la orina. A diferencia del óxido de magnesio, el citrato de magnesio es más seguro, ya que el óxido de magnesio puede producir diarrea.

Ahora Laboratorios Farma cuenta con un nuevo producto llamado MAGALEX®.

Si desea conocer nuestro producto MAGALEX® haga clic aquí.

¿Quiere saber más o tiene alguna duda? Contáctenos aquí.