Magnesio: Qué es y para qué sirve

El magnesio es un mineral esencial para el correcto funcionamiento del organismo, ya que activa y regula la energía celular. Es un componente crítico de más de 300 funciones celulares en nuestro cuerpo.

Es el cuarto catión más abundante en el organismo y el segundo más copioso dentro de las células después del potasio. El cuerpo humano adulto contiene alrededor de 25 gramos de magnesio.

A pesar de su importancia fisiológica, su importancia clínica es frecuentemente subestimada.

El magnesio es el mineral que más trabaja en el cuerpo, así de importante es en la vida diaria. Se le considera absolutamente imprescindible para un correcto funcionamiento del organismo.

Según la Fundación Española de la Nutrición (FEN) que estudia científicamente la alimentación y nutrición humana, más del 75% de la población (3 de cada 4 personas) presentan un déficit de magnesio. Lo peor de todo es que la mayoría ni siquiera lo sabe.

¿Para qué sirve el magnesio? 8 beneficios

Salud cardiovascular

En las enfermedades cardiovasculares, la inflamación crónica está asociada con la formación de placas ateroscleróticas en las arterias. La aterosclerosis deteriora la función endotelial normal (recubrimiento interno de los vasos sanguíneos), incrementando el riesgo de vasoconstricción y formación de coágulos, lo cual puede llevar a un infarto del miocardio (ataque al corazón) o un accidente cerebrovascular.

El magnesio contribuye con la salud endotelial al participar de las reacciones en las que se reduce la producción de sustancias inflamatorias y mejorar la producción de sustancias vasodilatadoras, como el conocido óxido nítrico, entre otras reacciones.

Salud de los huesos

El magnesio se encuentra, en buena parte, dentro de los huesos donde forma parte de los minerales que les dan resistencia y fortaleza a los mismos.

Adicionalmente, el magnesio es indispensable para el adecuado funcionamiento de las hormonas implicadas en el metabolismo del calcio, es decir, la vitamina D y la hormona paratiroidea.

Antioxidante

Uno de los principales agentes antioxidantes del organismo, el glutatión, necesita magnesio.

Disminuir las reacciones de oxidación, ha sido una estrategia importante para prevenir el daño celular implicado en múltiples enfermedades y en los procesos de envejecimiento.

Estado de ánimo

Existe una relación inversa entre la ingesta de magnesio en la dieta y los estados depresivos, parece ser que dicho mineral modula la actividad del receptor de un neurotransmisor llamado glutamato.

El magnesio, es importante también para mejorar los niveles de otro neurotransmisor inhibidor (GABA), encargado de reducir la actividad nerviosa en el cerebro, que en situaciones de estrés registra niveles muy bajos, algo que se relaciona directamente con estados de ansiedad, irritabilidad o ataques de pánico.

Producción de energía

El magnesio es indispensable para la producción de una sustancia conocida como ATP. El ATP, es la molécula que aporta energía a casi todos los procesos metabólicos, resulta del procesamiento de los azucares y las grasas.

Reduce el insomnio

La mejoría en la producción y acción de neurotransmisores a nivel cerebral y la menor excitabilidad del sistema nervioso, también se traduce en una mejora en la calidad y duración del sueño. Uno de los neurotransmisores cuya producción mejora con una dieta rica en magnesio es la melatonina, la hormona del sueño.

Disminuye la migraña

Los individuos que padecen de migrañas recurrentes tienen niveles más bajos de magnesio intracelular (demostrado al medirlo en células como los glóbulos rojos), que los individuos que no experimentan migrañas.

Además, se sabe que este nutriente juega un papel en el tono de los vasos sanguíneos (capacidad de relajarse y contraerse).

Los bajos niveles de magnesio se asocian a mayor tendencia de los vasos sanguíneos a contraerse, lo cual influye en la génesis de los episodios de migraña en los pacientes que las padecen.

Mejora el uso de los azúcares

El magnesio es necesario en el buen funcionamiento de las sustancias involucradas en el metabolismo (uso) de los carbohidratos, entre ellas las relacionadas con la producción de insulina y la mejor respuesta del organismo a esta hormona necesaria para el aprovechamiento de la glucosa.

Causas de deficiencia de magnesio

Algunos causantes de la deficiencia de magnesio en la sangre son:

  • Baja ingestión de alimentos ricos en magnesio.
  • Consumo de alimentos procesados.
  • Cocción de los alimentos.
  • Deficiencia de vitamina D en la población.
  • Ingesta de algunos medicamentos.
  • Consumo de tabaco y alcohol.

La presencia de diabetes y el envejecimiento son dos factores también importantes que disminuyen su absorción.

Es necesario saber que el nivel sanguíneo de magnesio no siempre se correlaciona con el estado corporal total. Un examen de sangre puede no indicar la realidad acerca del magnesio a nivel intracelular. Es decir, puede haber una hipomagnesemia y el resultado de este examen pudiese estar en los rangos normales.

6 Síntomas de deficiencia de magnesio

  • Calambres.
  • Dolor muscular y articular.
  • Cansancio (falta de energía).
  • Fatiga.
  • Ansiedad.
  • Insomnio.

Estos son síntomas que pueden evidenciar que la persona tiene deficiencia de magnesio y no es todavía consciente de ello. Pero debido a que estas señales pueden tener su origen en otras patologías y no siempre aparecen juntas, resulta muy difícil asociarlo al déficit de este mineral.

La suplementación mejora la calidad de vida, ya que alivia rápidamente los síntomas asociados a la deficiencia de magnesio.

Sales de magnesio: tipos, abosorción y beneficios

No todas las sales de magnesio son iguales. Existen diferencias importantes que mejoran su absorción y tolerabilidad.

La suplementación de las formas orgánicas de magnesio (citrato y quelato de amino-ácido) proporciona una mayor absorción del magnesio y por lo tanto una mayor efectividad que las sales inorgánicas, como es el caso de cloruro y óxido de magnesio.

El citrato de magnesio es una sal muy segura ya que tiene mínimos efectos colaterales vs. el cloruro de magnesio. El cloruro acidifica la sangre y la orina. A diferencia del óxido de magnesio, el citrato de magnesio es más seguro, ya que el óxido de magnesio puede producir diarrea.

Ahora Laboratorios Farma cuenta con un nuevo producto llamado MAGALEX®.

Si desea conocer nuestro producto MAGALEX® haga clic aquí.

¿Quiere saber más o tiene alguna duda? Contáctenos aquí.